¿Cómo funcionan los supositorios de glicerina?

Escrito por charlie bradley | Traducido por vanina frickel
¿Cómo funcionan los supositorios de glicerina?

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los supositorios de glicerina son uno de los laxantes más utilizados para aliviar el estreñimiento -de leve a moderado- en bebés, niños e incluso adultos. Los supositorios de glicerina proporcionan un alivio oportuno, suave y eficaz del estreñimiento con mínimos efectos secundarios.

Otras personas están leyendo

Lubricación

La fusión de los supositorios de glicerina dentro del recto lubrica y suaviza la materia fecal, lo cual ayuda a prevenir las hemorroides; que son causadas por la irritación durante las evacuaciones difíciles. El movimiento intestinal inducido por supositorios hace pasar la materia por el recto sin necesidad de aplicar esfuerzo y facilitan la limpieza después de la evacuación.

Hidratación

Aplica supositorios de glicerina para proporcionar alivio del estreñimiento ocasional; leve o moderado; que es causado por heces endurecidas en el recto y la parte inferior del colon. Los supositorios de glicerina extraen agua desde el intestino y la llevan hacia abajo hasta la masa endurecida, aliviando así el estreñimiento de forma rápida y efectiva. Los supositorios de glicerina también hacen que los músculos del área del recto se muevan de manera más eficiente a fin de facilitar la evacuación.

Estimulación

Los supositorios de glicerina, estimulan las contracciones musculares en el recto para lograr la expulsión tanto de la glicerina, como de la materia fecal endurecida una vez que se ha suavizado. Esto elimina la necesidad de esfuerzo en la evacuación, que puede dar lugar al padecimiento de hemorroides debido a la ruptura de la delicada mucosa anal. Favorecer los movimientos intestinales requerirá de menos limpieza que las dificultosas evacuaciones endurecidas.

Colocación

Utiliza el dedo medio de cualquier mano y colócate un guante previamente tratado con un lubricante soluble en agua. Inserta el supositorio en el recto. Mantén el dedo en posición durante aproximadamente un minuto para asegurarte que la unidad está firme y no se sale. Retira el dedo, deshazte del guante y lávate bien las manos. Luego de colocado el supositorio, es posible que quien lo recibe necesite reposar un momento sobre su lado izquierdo.

Retención

Procura que el supositorio sea retenido en el recto durante al menos quince minutos o hasta sentir la necesidad de evacuar. La retención se facilitará si contraes los músculos de la región anal, los primeros cinco minutos después de insertar el supositorio. Trata de mantener el supositorio durante una hora a fin de proporcionar un alivio más eficaz . Este procedimiento producirá movimientos intestinales con toda seguridad, al cabo de una hora.

Expulsión

Los evacuaciones inducidas por el supositorio pueden ser acuosas o firmes, pero nunca dificultosas. Una vez llegado el momento, siéntate recto en el inodoro. La materia debería pasar por el intestino con mucha facilidad y poco esfuerzo. Los supositorios de glicerina, al igual que muchos otros laxantes; pueden causar más de un movimiento en una sola sesión. Asegúrate de que haz evacuado por completo antes de lavar y limpiar.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media