¿Cómo funcionan las vacunas con el sistema inmunológico?

Escrito por catherine chase | Traducido por barbara obregon

Otras personas están leyendo

¿Cómo funcionan las vacunas con el sistema inmunológico?

Los niños tienen un calendario de vacunas que ayudan a su sistema inmune a combatir ciertas enfermedades.

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Tipos de inmunidad

Hay dos tipos diferentes de inmunidad. La primera es la inmunidad pasiva, que se produce cuando una persona recibe anticuerpos para una enfermedad porque no produce los anticuerpos por sí misma. Se adquiere cuando una persona recibe sangre o productos de la sangre, como la globulina inmune, que contienen anticuerpos. Un bebé también puede adquirir inmunidad pasiva por parte de su madre. El segundo tipo es la inmunidad activa, que se produce cuando el sistema inmune de una persona produce los anticuerpos necesarios en respuesta a la presencia de un organismo patógeno. Puede ocurrir con la vacuna y la exposición a la enfermedad real. La inmunidad pasiva es inmediata. La inmunidad activa puede tomar unas pocas semanas para desarrollarse. Sin embargo, la inmunidad activa dura más tiempo.

Vivos o muertos

Las vacunas pueden contener virus muertos o atenuados. Las vacunas que utilizan virus muertos son para la gripe y la peste bubónica. Las vacunas con virus vivos atenuados se han vuelto inofensivos; además, se utilizan para enfermedades como el sarampión o las paperas. Estas suelen dar lugar a un período de inmunidad mayor que las vacunas que contienen la materia muerta.

Respuesta del sistema inmune

Cuando una vacuna se introduce en el cuerpo, se activa el sistema inmune para atacar los microorganismos extraños y destruirlos. De esta manera será capaz de reconocer a los microorganismos extraños la próxima vez que se introduzcan en el cuerpo, y podrá destruirlos antes de que tengan la oportunidad de entrar en las células y multiplicarse.

Anatomía de los anticuerpos

Los anticuerpos que el sistema inmune desarrolla para combatir la infección son proteínas. Los glóbulos blancos llamados células B, también llamados linfocitos, fabrican los anticuerpos. Las células B recuerdan el "plan maestro" para los anticuerpos específicos y fabrican suficiente de ellos para que estén disponibles para luchar contra las infecciones futuras. Los anticuerpos son específicos de la enfermedad. Por ejemplo, los anticuerpos creados para la varicela no serán capaces de luchar contra la fiebre amarilla.

Las excepciones a la inmunidad

La inmunidad de una persona puede verse comprometida debido a condiciones preexistentes, como la infección por VIH o diabetes. La baja inmunidad también puede ocurrir debido al uso de esteroides o porque el sistema inmune no es capaz de fabricar anticuerpos para una enfermedad en particular. Esto específicamente se produce cuando el sistema inmunológico carece de células B. Cuando las células B se activan (ya sea por una vacuna o la exposición a la enfermedad), fabrican anticuerpos específicos para dicha enfermedad. Sin embargo, incluso si la vacuna no funciona plenamente, la enfermedad que se desarrolla todavía puede estar debilitada.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media