Cómo hacer para que las galletas cortadas con molde mantengan su forma al hornearlas

Escrito por marie-pier rochon | Traducido por maría marcela mennucci
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer para que las galletas cortadas con molde mantengan su forma al hornearlas
Todos pueden aprender a hornear galletas con formas. (Jupiterimages/BananaStock/Getty Images)

Hacer galletas es una gran manera de entrar en el mundo de la panadería. Si bien las galletas cortadas con molde requieren algunas instrucciones apenas diferentes para que mantenga su forma y no se rompan, la cantidad incalculable de formas que puedes crear hace que sea un trabajo agradable. Añade un poco de originalidad a la presentación de tus galletas dominando el arte de las galletas cortadas con molde siguiendo unos simples trucos y consejos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Masa para galletas
  • Harina
  • Moldes para galletas
  • Papel film
  • Bandejas para horno

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elige una receta que tenga suficiente harina para que tus galletas moldeadas no se desarmen al hornearlas. Si la masa se ve muy blanda, añade harina hasta que tengas la textura deseada. Ten cuidado, tus galletas quedarán demasiado duras si usas mucha harina. La masa debería ser fácil de manipular paro no dejar un residuo pegajoso en tus manos.

  2. 2

    Usa recetas que utilicen grasas sólidas como mantequilla o grasa. Las recetas que llevan aceites, margarina o productos bajos en grasa crean productos que se desarman y que no son lo suficientemente sólidos para mantener una forma específica. Para mejores resultados, usa mantequilla o grasa a temperatura ambiente para tu receta.

  3. 3

    Prepara la masa para galletas según la receta que has elegido.

  4. 4

    Separa la masa en la cantidad de tandas que hornearás. Forma cada sección en una bola, cubre en papel film y almacena en el refrigerador durante 30 minutos a una hora. Si la dejas menos o más tiempo la masa puede endurecerse mucho para luego amasarla y cortar las formas deseadas.

  5. 5

    Extiende tu masa del grosor deseados. Generalmente, un cuarto de pulgada (0,65 cm) es la altura perfecta para que las galletas mantengan su forma original al hornearse. Corta tu masa con un molde afilado. Sumerge tu molde en harina para que la masa no se pegue. Mantén el molde derecho al presionarlo sobre la masa.

  6. 6

    Usa una bandeja para horno limpia y plana para tus galletas. Deja algo de espacio entre cada una para que no se derritan y se mezclen entre sí en el horno.

  7. 7

    Deja que las galletas se enfríen totalmente antes de sacarlas de la bandeja para comenzar con una nueva tanda.

  8. 8

    Guarda tus galletas moldeadas. Usa papel encerado entre las capas y deja suficiente espacio entre cada galleta para evitar una ubicación rara y que se rompan. Asegúrate de que todas las galletas están bien apoyadas antes de añadir otra capa.

Consejos y advertencias

  • Cuando no tienes mucho tiempo, intenta poner la masa separada en el congelador durante cinco minutos en lugar de dejarlo más tiempo en el refrigerador.
  • Usa muchas bandejas para horno para ahorrar tiempo. De esta manera, puedes tener lista tu próxima tanda mientras las primeras se están horneando.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles