Galvanoplastia

Escrito por adam cloe | Traducido por verónica sánchez fang
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Galvanoplastia
(aerosol 07 image by Sergio Hayashi from Fotolia.com)

La galvanoplastia es un proceso en el cual se cubre una superficie con una fina capa de otro metal. Se remonta a 1840 y tiene una amplia variedad de aplicaciones comerciales. Abarca varias etapas físicas, y puede ser modificada cambiando las condiciones del proceso, tales como la corriente, el catión en la solución y el metal en cuestión.

Otras personas están leyendo

Identificación

La galvanolastia primero requiere una sustancia conductora, a menudo de metal. Las sustancias conductoras son aquella capaces de canalizar la electricidad. En este caso, una corriente eléctrica pasa a través de una solución con un catión metálico. Un catión metálico es un átomo de un metal que está cargado positivamente. El catión se reduce, haciendo que se pierda su carga positiva, lo que provoca que salga de la solución, donde se va a la "placa" en el material conductor. Este proceso se denomina también electrodeposición.

Historia

La electroquímica, la base de la galvanoplastia, fue inventada en 1805 por Luigi Brugnatelli. Mientras que él hizo la mayor parte del trabajo inicial de electrodeposición, no fue hasta 1840 que las patentes fueron otorgadas a George y Henry Elkington. El proceso fue inventado en Inglaterra, pero pronto se extendió por todo el mundo. El desarrollo de generadores eléctricos provocó se extendiera de forma rápida esta práctica, por ser más barato y más rápido.

Función

La electrodeposición se basa en la electroquímica, que es el estudio de la electricidad que se aplica a la química. Hay tres partes en una reacción de galvanoplastia. La primera parte se llama cátodo, que se compone del material que se siembra. La segunda parte se llama ánodo, que contiene el metal que se utiliza para el galvanizado. Ambos están inmersos en la tercera parte, una solución de sales. Se aplica una corriente al ánodo, que hace que el metal se disuelva en la solución. En el cátodo, la corriente eléctrica hace que el metal disuelto se adhiera al cátodo.

Funciones

El paso inicial de chapado es causado por el golpe. Se forma una capa muy delgada de metal que se adhiere estrechamente a la superficie del cátodo. Esto sirve como base para la galvanoplastia más. La manipulación de este puede hacerse cambiando el ánodo, que puede ayudar para ciertos procesos. Por ejemplo, un metal que se adhiere bien al del cátodo puede ser chapado en un cátodo que ya ha sido chapado dentro de otro, provocando una mejor adhesión de metal. La tasa de deposición se incrementa al aumentar la densidad de corriente, que es esencialmente la cantidad de electricidad que pasa a través del dispositivo. Esto, sin embargo, puede causar una pobre adhesión.

Consideraciones

Ciertos metales no se adhieren bien a ciertos cátodos. En estos casos, pueden ser necesarias múltiples capas de diferentes metales para conseguir la adherencia deseada. Además, dependiendo del tamaño del objeto, puede ser difícil conseguir una cantidad uniforme de electrodeposición sobre la superficie del cátodo. El metal chapado prefiere ir a los rincones y las partes salientes del cátodo. Este efecto puede, sin embargo, ser minimizado mediante el uso de un ánodo de una forma similar al objeto que se sembró.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles