Cómo ganar fuerza y ​​energía después de una infección estomacal

Escrito por shelley frost | Traducido por gabriela nungaray
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo ganar fuerza y ​​energía después de una infección estomacal
Descansar y dormir ayudan a tu cuerpo a recuperarse más rápido. (Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

La gastroenteritis es el término médico utilizado para describir la condición más comúnmente llamada gripe estomacal o dolor de estómago. La infección viral afecta al estómago y a los intestinos, con síntomas como diarrea, vómitos, dolores abdominales y dolores generales. La enfermedad a menudo te deja débil y carente de fuerza. Cuando los efectos desagradables de la infección estomacal comienzan a desaparecer, es posible comenzar a pensar en la recuperación de tu fuerza. La forma de cuidarte es un factor determinante en la rapidez para tener energía de vuelta.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Bebidas deportivas
  • Galletas saladas
  • Tostadas
  • Plátanos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Duerme tanto como sea posible durante la infección de estómago y después te empezarás a sentir mejor. Evita las actividades intensas que pueden drenar tu energía antes de recuperarte por completo.

  2. 2

    Toma bebidas deportivas que suministren hidratos de carbono y mantén tu cuerpo hidratado. Bebe pequeñas cantidades si siguen los vómitos. Aumenta la cantidad de bebida deportiva cuanto más tiempo pases sin vomitar para disminuir las probabilidades de deshidratación, lo que contribuye a la debilidad del cuerpo.

  3. 3

    Come alimentos blandos, tan pronto como tu cuerpo comience a recuperarse. Necesitas la energía de los alimentos que dan energía a tu cuerpo. Comienza con alimentos como galletas saladas, tostadas y plátanos, que tienen menos probabilidades de generar inconvenientes en tu estómago.

  4. 4

    Añade más alimentos a medida que adquieras fuerza y te sientas mejor. Evita los alimentos grasos, picantes o con cafeína, los cuales pueden causar más problemas digestivos. Prueba una comida a la vez para asegurarte de que no cause problemas.

  5. 5

    Muévete y haz algo de ejercicio ligero, evitando cualquier arduo entrenamiento. Prueba con un paseo alrededor de la cuadra, un paseo lento en bicicleta o un entrenamiento suave con pesas en tu casa. Detén el ejercicio si comienzas a sentirte mal.

  6. 6

    Vuelve a tus actividades normales lentamente para evitar excederte. Hacer demasiada actividad demasiado rápido puede causar que te sientas más cansado que antes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles