Cómo ganar una pelea callejera

Escrito por ehow contributor | Traducido por susana lópez millot
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo ganar una pelea callejera
Trata de evitar las peleas callejeras. (imitation of fight image by Pavel Losevsky from Fotolia.com)

No importa cuánto trates de evitarlo, pero las situaciones violentas ocurren. La mejor forma de estar a salvo es estar preparado para defenderte en cualquier momento. Este artículo no pretende justificar el uso de la violencia; más bien está diseñado para ayudarte a escapar de una situación en la que estas siendo atacado. Estos pasos te van a mostrar como ganar rápida y eficientemente una pelea callejera.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Pelea callejera

  1. 1

    Analiza la situación. ¿Cuánta gente está involucrada? ¿Tienes alguna ayuda? ¿Tienen ellos alguna ayuda? Analizar la situación es, de lejos, el paso mas importante. Si pesas 120 libras (54 kg), probablemente no serás capaz de ganar una pelea contra tres luchadores que pesan 400 libras (181 kg). Conoce tus límites. Si sabes que no puedes ganar, huye.

  2. 2

    Decide luchar o volar. Si debes luchar, la idea es eliminar la amenaza cuanto antes. Pon algo entre tú y tu oponente. Esto puede ser un coche, tus brazos extendidos o algún tipo de arma contundente.

  3. 3

    Supón que tu oponente es un luchador que quiere hacerte daño. Esta es la forma en la que debes tratar cualquier enfrentamiento. Nunca subestimes a la persona con la que vas a pelear porque podrías terminar herido. Si hay armas disponibles, úsalas porque tu rival también lo hará. Un arma puede ser cualquier cosa, desde un encendedor envuelto en tu puño hasta un bate de béisbol. Si estás en una situación de vida o muerte, todo vale. Usa cualquier cosa disponible para defenderte.

  4. 4

    Coge a tu oponente desprevenido. Ataca lo más rápido que puedas. Si tienes un arma, apunta a su zona media o a sus rodillas. Si golpeas a alguien lo suficientemente fuerte en cualquiera de estos dos lugares lo inmovilizarás. Esto también disminuirá el riesgo de herir a alguien más de la cuenta.

  5. 5

    Usa el golpe rápido. Si no tienes un arma, golpea a tu oponente con tu puño cerrado hacia arriba. Intenta acertar el golpe en el punto donde la mandíbula se conecta con un lado de su cabeza. Si lo golpeas suficientemente fuerte, no se levantará.

  6. 6

    Continúa atacando hasta que tu enemigo te deje de atacar. Cuando ya no estés en peligro, deberías dejar de atacarle para evitar herir a tu oponente más de lo que necesitas.

  7. 7

    Evalúa la situación otra vez después de efectuar un ataque exitoso. Recuerda, ante los ojos de la ley una vez hayas inmovilizado a una persona ya no estarás actuando en defensa propia. Esto significa que si continúas pegando a alguien que está en el suelo ya no podrás decir que estabas en peligro. Si tu oponente ya no tiene conciencia o ya no te está intentando atacar, deberías marcharte lo más rápido posible.

  8. 8

    Alerta a las autoridades de la situación tan pronto como puedas. Si la persona con la que has luchado está gravemente herido, necesitarás llamar a los servicios médicos también.

Consejos y advertencias

  • No intentes matar. Si golpeas a alguien en la sien, en medio de el pecho o en la garganta probablemente lo matarás.
  • Nunca te metas en una pelea en algún lugar donde no haya otras personas si puedes evitarlo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles