Cómo hacer una garra de hombre lobo falsa, pero realista

Escrito por megan shoop | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer una garra de hombre lobo falsa, pero realista
Crea garras para tu propio disfraz de hombre lobo. (Frank Schwere/Digital Vision/Getty Images)

Los hombres lobo aparecen en decenas de películas de terror, libros y programas de televisión. Con los años, se han transformado de meros monstruos a personajes reales con emociones y motivos complicados. Sin embargo, hay una cosa en el hombre lobo que jamás ha cambiado: las garras.

Un hombre lobo sin garras no es un lobo en lo absoluto. Si planeas usar un traje de hombre lobo, debes contar con garras realistas. Los cazadores de hombres lobo también pueden necesitar usar las garras como trofeos. En lugar de buscar en tiendas de Halloween por réplicas adecuadas, hazlas tú mismo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Arcilla de polímero beige
  • Arcilla de polímero blanca
  • Arcilla de polímero transparente
  • Un cúter
  • Una aguja de bordado
  • Platos de aluminio para pasteles
  • Pintura acrílica café
  • Una brocha con cerdas
  • Un trapo suave
  • Pintura roja
  • Alicates

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Toma un trozo cuadrado de 2 x 2 pulgadas (5 x 5 cm) de arcilla blanca, beige y transparente entre las palmas de tu mano, un color a la vez. Calienta cada pieza de arcilla y amásala hasta que esté muy suave y maleable.

  2. 2

    Enrolla cada ladrillo de arcilla en forma de serpiente de unos 3/4 de pulgada (1,8 cm) de grosor y de unas 6 pulgadas (15 cm) de largo. Apila las serpientes unas sobre otras y presiona gentilmente hacia abajo.

  3. 3

    Enrolla las serpientes hacia adelante y hacia atrás, haciendo una larga serpiente rayada. Cuando la culebra sea de 12 pulgadas (30,5 cm) de largo, córtala por la mitad, apila una mitad sobre la otra y vuelve a enrollar. Repite dos veces más, enrollando la serpiente final de 3/4 de pulgada de grosor (1,8 cm) y de 12 a 24 pulgadas (30,5 a 61 cm) de largo.

  4. 4

    Corta la serpiente en 10 piezas iguales con el cúter. Con gentileza enrolla un extremo de cada serpiente corta bajo tus dedos para formar un cono.

  5. 5

    Dobla cada cono levemente, revisando que todos se curven de la misma manera. Gentilmente aplasta cada cono curvo bajo tu palma. Si estás haciendo mostacillas perfora un agujero mediante la base de cada garra con una aguja de bordar. Si no, omite ese paso.

  6. 6

    Pon las garras en un plato de aluminio para pasteles y hornéalas a unos 280 °F (138 °C) por una hora. Permite que se enfríen por otra.

  7. 7

    Pinta cada garra con una brocha de cerdas cubierta de una capa delgada de pintura acrílica café. Limpia cada garra con un trapo suave, dejándolas manchadas, pero no totalmente cubiertas.

  8. 8

    Salpica algunas de las garras con pintura roja oscura, para simular sangre. También puede que quieras romper la punta de una de las dos garras con pinzas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles