Hobbies

¿Qué gases están presentes en los refrescos y el agua en botella?

Escrito por brianna byrne | Traducido por florencia kushidonchi
¿Qué gases están presentes en los refrescos y el agua en botella?

La efervescencia de los refrescos se generan durante el proceso de manufactura.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Una de las características más evidentes sobre los refrescos es efervescencia, característica que disfruta la mayoría de los consumidores. Pero esta efervescencia no se produce en forma natural sino que se añade un gas al refresco durante el proceso de manufactura. Este gas no está presente en las botellas de agua comunes, pero sí lo está en el agua gasificada.

Otras personas están leyendo

Refrescos

Los refrescos no sería mucho más que una bebida endulzada y saborizada sin el dióxido de carbono o CO2. En general, el líquido en sí está compuesto por agua, saborizantes, azúcar y colorante de alimentos. Una vez preparada la solución del refresco, la compañía inyecta dióxido de carbono a cada botella. Este proceso se denomina gasificación, y es lo que le otorga al refresco sus burbujas y efervescencia características. En general, cuanto más fría se mantenga la bebida durante el proceso de gasificación, más CO2 se disolverá en la misma. Los niveles de dióxido de carbono disueltos en el refresco permanecen relativamente iguales mientras la botella esté cerrada; sin embargo, ni bien se abre, el refresco comienza a perder la gasificación, perdiendo de esta manera toda su efervescencia con el transcurso de las horas.

Agua embotellada

Por otro lado, al agua embotellada no se la inyecta con ningún tipo de gas. En cambio, es simplemente agua con aire común (compuesto de nitrógeno y dióxido de carbono) en la parte superior. Estos gases no están disueltos en el líquido como en CO2 en los refrescos. El agua embotellada permanece igual después de unos días de haber sido abierta, ya que no tienen ningún gas que perder. Puedes seguir tomando agua de botellas abiertas durante algunas semanas.

Agua gasificada

El agua gasificada es diferente al agua común porque se añade gas a la solución de los líquidos de estas bebidas embotelladas. Al igual que los refrescos, el agua gasificada tiene dióxido de carbono inyectado durante el proceso de gasificación. Esto sucede incluso con la mayoría de las botellas de agua etiquetadas como "agua mineral naturalmente gasificada", ya que al añadir CO2 se minimiza la posibilidad de que el agua desarrolle un sabor desagradable. Este tipo de agua en botella también está bajo presión y, al igual que los refrescos, conserva su gasificación hasta ser abierta. Cuando esto sucede, su efervescencia disminuye gradualmente.

CO2 no disuelto

Además del CO2 disuelto en el líquido, las botellas de bebidas gasificadas suelen contener además CO2 en forma de gas para evitar que el líquido pierda su CO2 disuelto antes de que la botella se abra. Las embotelladoras suelen incluir dióxido de carbono en la parte superior de la botella, que ejerce una presión que es aproximadamente el doble de la presión atmosférica normal. Las embotelladoras incluyen este gas CO2 de alta presión, de modo que el refresco o líquido se disuelva y retenga un máximo de cantidad de CO2 dentro del mismo. Así, el CO2 disuelto puede liberarse una vez que la botella esté abierta, aunque el CO2 con presión se libera y el disuelto forma burbujas. Esto le da efervescencia al refresco, a medida que las burbujas del CO2 disuelto salen del líquido.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media