¿Por qué un gato castrado macho sigue rociando?

Escrito por jelena woehr | Traducido por adriana de marco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Por qué un gato castrado macho sigue rociando?
Los gatos castrados machos pueden seguir rociando por estrés. (Gato image by tom1994 from Fotolia.com)

Los gatos machos castrados continúan rociando y orinando para marcar su territorio interno y externo. Aunque muchos gatos dejan de hacerlo una vez que se los castra, los que lo siguen haciendo seguramente están reaccionando ante un estrés ambiental o un problema de salud. Esta conducta se puede resolver con un acercamiento comprehensivo que tome en cuenta su salud física, su conducta y el ambiente.

Otras personas están leyendo

Estrés

El estrés es la causa más común para que un gato macho castrado siga rociando. La mayoría de los gatos no reaccionan bien a los cambios y pueden revertir la conducta de no orinar para marcar su territorio cuando ese cambio les crea estrés. Generalmente, es el caso que se da cuando una familia se muda. Hasta algo tan simple como cambiar de lugar el mobiliario puede ser un detonante para que el gato vuelva a rociar. Otras posibles causas incluyen un nuevo miembro en la familia, una nueva mascota, visitas, peleas con otros gatos o hasta las marcas dejadas por otro gato cerca de las suyas.

Salud

El rocío también puede ser una reacción a un problema de salud. Los gatos que de pronto rocían deben ser vistos por un veterinario y deben ser revisados para ver si algún problema de salud no está contribuyendo a su conducta. Una infección de vejiga (cistitis) u otras enfermedades del sistema urinario pueden contribuir a su problema. Si se identifica un problema de salud, se lo debe tratar inmediatamente.

Dominio

Los gatos que están batallando por el dominio de una casa pueden rociar para marcar el territorio. Los gatos machos castrados también pueden rociar si ven a otro gato a través de una ventana, aunque al gato residente no se le permita salir. Si el rocío comienza cuando se agrega un nuevo gato a la familia, muere un gato dominante o dos gatos comiezan a pelear con frecuencia, la batalla por el dominio puede ser la culpable.

Soluciones

Un gato macho castrado que rocía debe ser visto por un veterinario para que identifique o elimine el problema de salud que puede ser el causante. Una vez que se han sido corregidos estos problemas, la modificación de la conducta debería buscarse en otro lado. Un producto llamado Feliway, que contiene una feromona calmante, puede ayudar a reducir el estrés relativo a la castración. Restringir la visión del exterior del gato puede ayudar. Se deben evitar las molestias en la rutina diaria del gato. Si hay batallas por el dominio en la casa, un profesional en la conducta animal debería evaluar la situación y crear un plan para que las peleas se detengan. Todas las manchas de orina existentes se deberían limpiar completamente con un limpiador con enzimas para evitar que vuelva a orinar en los mismos lugares. El vinagre blanco trabaja bien con las manchas suaves. Otras pueden requerir una limpieza más intensa. Para mantener a los gatos alejados de sus áreas favoritas, hay varios dispositivos detectores de movimiento que pueden hacer ruidos fuertes o echar rápidos soplos de aire.

Control continuo

Para un gato que tiene una historia de rocío, control continuo significa mantener el nivel de estrés lo más bajo posible. Haz los cambios en la rutina del gato gradualmente. Considera evitar comprar otras mascotas hasta que el gato con el problema se haya sobrepuesto. Si un cambio mayor es inevitable, usa Feliway para mantenerlo calmado hasta que se haya ajustado a su nueva rutina.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles