Qué hacer con un gato con problemas estomacales

Escrito por beth shively wages | Traducido por verónica sánchez fang
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Qué hacer con un gato con problemas estomacales
Gato. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Cualquier persona que haya tenido un gato está familiarizado con la tristeza que da el que se enfermen. A nadie le gusta tener que limpiar el vómito o la diarrea de la alfombra o fuera de la caja de arena. Aunque todos los animales sufren problemas estomacales de vez en cuando, hay medidas que puedes tomar para reducir el número de incidentes y de paso ayudar a que tu gatito se sienta mejor.

Otras personas están leyendo

Determina la severidad

La mayoría de los malestares estomacales en los gatos son causados por comer algo que no deberían, desde alimentos no saludables a artículos no comestibles. Otras causas comunes pueden ser un nuevo tipo de alimentos, comer demasiado rápido, el estrés o las bolas de pelo. En algunos casos no hay necesidad de alarmarse. Sin embargo, si tu gato vomita varias veces durante dos o tres días seguidos, quizás teng un problema médico grave. La aparición de bilis o sangre en el vómito también puede ser síntoma de un problema más serio.

Si hay vómitos o diarrea excesivos o bilis o sangre en el vómito, llama a tu veterinario para comprobar si hay problemas más serios. El veterinario podrá verificar si hay obstrucciones, parásitos o enfermedades y recetar medicamentos si es necesario. Sin embargo, si el vómito es poco frecuente y consiste principalmente en alimentos, existen remedios caseros que pueden ayudar a aliviar el sufrimiento del gato.

Cuidado en el hogar

Si el malestar estomacal se debe a que comió algo que no debía, un ayuno de 12 a 24 horas puede darle un descanso al estómago adolorido de tu gato. Los gatitos jóvenes no deben ayunar por más de 12 horas. Ten agua o hielo disponibles para ayudar a que el gato se mantenga hidratado. Si no puede retener el agua, consulta a tu veterinario.

Sigue el ayuno con una dieta blanda que consista en arroz blanco mezclado con pollo cocido sin piel y sin hueso o una hamburguesa cocida bien drenada, con arroz como el ingrediente principal. Alimenta en pequeñas cantidades al gato durante el transcurso del día. Una opción alternativa al arroz y la carne es la mezcla de alimentos de bebé a base de carne con una pequeña cantidad de agua. Asegúrate de que la comida de bebé no contenga cebolla o ajo. Si el gato no muestra interés en la comida, trata de calentarla un poco.

Si el dolor de estómago parece deberse a bolas de pelo, prueba con medicamentos sin receta para tratar este problema, que puedes comprar en las tiendas de mascota, o bien, pídele al veterinario que te recete uno. Algunos remedios caseros, como un poco de mantequilla, el aceite de una lata de atún o calabaza, pueden ayudar con este problema.

Gradualmente, reintroduce a tu gato a su dieta regular luego de que pasen tres o cuatro días sin que vomite.

Consideraciones finales

Aunque el que tu gato vomite ocasionalmente no necesariamente es un motivo de preocupación, si existen otros síntomas, tales como dolor, pérdida de apetito, debilidad o letargo, quizás se trate de algo serio y debes consultar con un veterinario. Los remedios caseros no son para este tipo de casos.

Incluso si tu gato no ha vomitado o tenido diarrea constante, consulta con tu veterinario si no come ni bebe durante uno o dos días. Además de hallar la causa del trastorno, el veterinario puede prescribir medicamentos para estimular el apetito.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles