Germinación de la semilla de maní

Escrito por bonnie grant | Traducido por mar bradshaw
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Germinación de la semilla de maní
Los manís germinan más rápido si se retiran de la cáscara. (peanut image by dinostock from Fotolia.com)

Los manís son tanto el fruto como la semilla de una planta de maní. La fruta incluye la cáscara, que es su corteza. Las semillas son las dos nueces carnosas comestibles que están dentro y contienen el embrión o la planta bebé. Los manís son dicotiledóneas que tienen dos hojas de semillas embrionarias. Las nueces se separan en medio en la germinación y producen una planta de semillero. La germinación de maní es una ilustración perfecta de la iniciación de una planta.

Otras personas están leyendo

Cómo crece el maní

El maní se forma bajo tierra conectado al sistema de la raíz, mientras que las flores de la planta están por encima del suelo. Los manís son legumbres que vienen en forma de racimos o ramas. La vaina necesita por lo menos 120 días de temporada de cultivo antes de que los frutos se produzcan y estén listos en su interior. La temperatura del suelo necesaria para la germinación de maní es de por lo menos 65 grados Fahrenheit (18 Celsius). Cuando las flores de maní son fertilizadas y polinizadas producen un apéndice tipo tallo que se llama espiga y que crece hacia abajo y penetra en el suelo en unos 10 días. Este es el principio de la formación del fruto del maní. Las frutas se forman y maduran en nueve a diez semanas.

Germinación en agricultura

Los agricultores usan máquinas para sembrar las semillas de maní. El campo está bien modificado con materia orgánica y cultivado hasta una profundidad de por lo menos un pie (30 cm). Yeso y calcio son aditivos importantes a los campos de maní. La siembra no se realiza hasta que las temperaturas del suelo y del aire superan los 60 grados Fahrenheit (15 Celsius). El maní es un cultivo sólo de estación cálida debido a la necesidad de una larga temporada de crecimiento. Las semillas pueden germinar en siete días y habrá signos de una pequeña hoja dentro del primer día después de la germinación.

Germinación temprana

El inicio de la germinación de las plantas de maní requiere la combinación correcta de humedad y calor en el suelo. Para simular las condiciones perfectas y conseguir que la semilla germine rápidamente se puede comenzar el cultivo en interior. El maní se retira de la cáscara y se remoja durante al menos 12 horas. Luego se pone la semilla remojada en una bolsa de plástico envuelta en una toalla de papel húmeda durante un par de días en un lugar cálido. Observa la semilla a menudo hasta que el exterior se empieza a dividir y una diminuta punta verde se forma en el extremo.

¿Qué sucede durante la germinación?

Cuando suficiente humedad ha penetrado en la semilla esta se dividirá y empujará un par de plúmulas que se convierten en los cotiledones y un brote de raíz. El brote se alarga hacia abajo, como los cotiledones se alargan hacia arriba. El tejido que rodea cada mitad de maní proporciona alimento para estos procesos de crecimiento. El recubrimiento de la semilla comienza a disolverse y la comida en el interior se utiliza a medida que la raíz envía raíces periféricas y produce pelos que reunirán los nutrientes y la humedad. La floración procede después de que la planta tiene un mes o más de edad, y luego comienzan a crecer las espigas. Cuando el fruto está listo para la cosecha puede ser excavado con una horca y sacado de las espigas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles