Cómo germinar una ficus religiosa

Escrito por phil whitmer | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo germinar una ficus religiosa
Los árboles de ficus religosa tienen raíces nudosas distintivas. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Conocido como el árbol Bhodi, o la higuera sagrada, los árboles de ficus religiosa a suelen cultivarse como plantas ornamentales. La ficus religiosa es un tipo de árbol de banyan originario de la India, China y el sudeste asiático. Estos árboles son sagrados para los budistas, ya que Buda dice que ha alcanzado la iluminación mientras estaba sentado bajo uno. Los árboles cuentan con sistemas de raíces de gran tamaño, entrelazadas parcialmente visibles sobre la tierra. Estos árboles distintivos se cultivan como miniaturas de bonsai en macetas o elevados a tamaño completo al aire libre en zonas de clima cálido como Florida. Los árboles pueden comprarse como plántulas o árboles jóvenes o cultivarse a partir de una semilla. Las semillas de ficus requieren una atención especial durante el período de germinación.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Semillas de ficus religiosa
  • Higos de ficus religiosa
  • Un cubo de agua
  • Una pantalla
  • Una lima de metal
  • Papel de lija
  • Tierra para maceta
  • Arena
  • Perlita
  • Vermiculita
  • Macetas de dos pulgadas (5 centímetros)
  • Una bandeja de plástico
  • Una tapa de plástico translúcida
  • Una botella pulverizadora

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ten mucho cuidado en la selección de las semillas fértiles de ficus religiosa. Compra sólo semillas frescas, ya que los frutos secos de higos de ficus religiosa tienen una vida útil de corta viabilidad. Pide las semillas de antemano para conseguirlas en unos meses de la cosecha. Después de seis meses, las tasas de germinación comienzan a declinar. Recoge los higos maduros si tienes acceso a árboles maduros de ficus religiosa Ficus fértil.

  2. 2

    Aplasta los higos y exprime las semillas de la masa de pasta. Frota las semillas en una toalla para quitar los restos de pulpa. Remoja las semillas durante 24 horas en un cubo de agua para eliminar los productos químicos de inhibición de la germinación de la fruta. Desecha las semillas que flotan en la parte superior ya que no son viables. Extiende las semillas en una pantalla para que se sequen al aire. Acelera la germinación aflojando la capa de la semilla. Utiliza una lima de metal o papel de lija grueso para crear un punto fino en la cáscara de la semilla dura para que emerja la punta de la raíz.

  3. 3

    Prepara un suelo de germinación y de mezcla media. Empieza combinando cantidades iguales de arena y rellenado de suelo. Usa tierra de maceta negra y cualquier tipo de arena de sílice de grano fino. La arena fina es genial. Calienta la mezcla de tierra a 200 grados Farenheit (93 grados Celsius) si no ha sido esterilizada. Mezcla dos partes de vermiculita de grano fino con una parte de perlita. Añade dos partes de la mezcla de vermiculita y perlita a una parte de tierra. Mezcla bien el medio de cultivo.

  4. 4

    Llena macetas de plástico con el medio creciente que tengan entre tres y cuatro pulgadas (7 y 10 centímetros) de alto y dos pulgadas (5 centímetros) de ancho. Usa la parte inferior de uno de los recipientes para apisonar la tierra para que tenga cerca de una pulgada (2,54 centímetros) por debajo de la parte superior de la olla. Coloca las macetas en una bandeja sin agujeros de drenaje. Llena la bandeja con agua hasta la parte inferior de las macetas. Vierte el agua de la bandeja cuando la mezcla de suciedad esté empapada pero no inundada.

  5. 5

    Coloca cuatro semillas de ficus religiosa sobre la tierra. Espolvorea ligeramente arena sobre ellas, pero no las cubras. Coloca una tapa de plástico transparente sobre la bandeja. Coloca la bandeja a una luz fuerte, pero debes mantenerla alejada del sol directo. Mantén la temperatura a 77 grados Farenheit (25 grados Celsius). Quita las tapas todos los días para permitir que el oxígeno llegue a las semillas. Usa una botella pulverizadora para rociar las macetas si empiezan a secarse. Debes mantener el polvo húmedo durante 15 a 90 días hasta que veas que aparecen las plántulas.

Consejos y advertencias

  • Comprueba las semillas con frecuencia para ver si tienen moho.
  • Nunca compres semillas de ficus religiosa que tengan más de un año.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles