Cómo ir al gimnasio mientras estás embarazada

Escrito por ehow contributor | Traducido por adrian aguado galindo
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo ir al gimnasio mientras estás embarazada
Acude al gimnasio mientras estás embarazada. (Photos.com)

No es necesario que dejes que tu membresía del gimnasio se desperdicie por nueve meses. En realidad, los gimnasios con aire acondicionado pueden ser le mejor lugar para que las futuras madres se ejerciten. Sigue estos consejos para ponerte en forma durante tu embarazo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Las caminadoras son un buen lugar para comenzar. Puedes caminar o correr a tu propio ritmo, monitorear tu ritmo cardiaco e incrementar la inclinación y dificultad para que se ajuste a tu nivel de entrenamiento. El pasa manos es una grandiosa red de seguridad en caso de que pierdas el equilibrio.

  2. 2

    Un entrenador elíptico te ayudará a trabajar la parte superior e inferior de tu cuerpo al mismo tiempo. Este equipo también puede ser de bajo impacto, lo cual significa que es amable con tu espalda, rodillas, tobillo y otras áreas que pueden estar adoloridas o ser susceptibles a lesiones debido al embarazo.

  3. 3

    Las clases de yoga te fortalecerán, te harán más flexible y te darán técnicas de respiración que no sólo te ayudarán durante tu embarazo, también durante el parto. Si tu gimnasio ofrece clases de yoga para padres, estás lista. Si no las ofrecen, comenta a tu instructor que estás embarazada para que pueda sugerirte una posición alternativa durante la clase. No todas las posiciones de yoga son apropiadas para mujeres embarazadas.

  4. 4

    Para las ciclistas embarazadas, las clases de spinning son ideales para mantener sus piernas de ciclista sin el riesgo que implica circular por el camino. Consulta el artículo: "Cómo usar una bicicleta estacionaria durante el embarazo" (ver el enlace el la sección de Recursos más adelante).

  5. 5

    Si tu gimnasio tiene una piscina, úsala. Nadar es una de las actividades más amigables que hay para las mujeres embarazadas. Muchas futuras madres pueden nadar hasta el día del parto. Consulta el artículo "Cómo nadar durante el embarazo" (ver en Recursos).

  6. 6

    Si disfrutas levantando pesas, puedes seguir haciéndolo, pero debes optar por pesas más ligeras y hacer más repeticiones, reduce el peso normal a la mitad y duplica las repeticiones. Si tus ejercicios para bíceps consistían en levantar 10 libras (4,54 kilogramos) y hacer de 8 a 12 repeticiones, levanta 5 libras (2,27 kilogramos) y haz de 15 a 20 repeticiones. Nunca levantes pesas mientras estás recostada sobre tu espalda. Evita las sentadillas y estocadas.

  7. 7

    Encuentra un sitio tranquilo y concéntrate en hacer estiramientos. Para consejos específicos, consulta el artículo: "Cómo hacer estiramiento durante el embarazo" (ver en Recursos).

  8. 8

    Evita las sentadillas y cualquier otro ejercicio que deba esforzar tu espalda. Tu útero puede comprimir vasos sanguíneos e impactar en tu presión sanguínea (y la de tu bebé también).

  9. 9

    Recuerda que tu meta es mantenerte en forma, no se trata de esforzarte o retarte a ti misma. Observa siempre tu ritmo cardiaco. Una buen parámetro es que no exceda los 140 lpm. Este número puede variar dependiendo de tu nivel físico antes del embarazo. Consulta a tu médico.

Consejos y advertencias

  • Considera tomar la ayuda de un entrenador especializado en futuras madres.
  • Siempre consulta a tu obstetra o ginecólogo antes de realizar cualquier tipo de ejercicio durante el embarazo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles