Ir al gimnasio con inflamación de garganta

Escrito por suzanne s. wiley | Traducido por maría marcela mennucci
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ir al gimnasio con inflamación de garganta
La causa de la inflamación de garganta puede ser tan simple como haber gritado mucho. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

Empezar finalmente una rutina de ejercicio y mantenerla es un sueño hecho realidad si sueles tener problema en formarte el hábito de ir al gimnasio. Sin embargo, si empiezas a mostrar signos de enfermedad como inflamación de garganta, debes evaluar si tienes que interrumpir tu rutina temporalmente. Si puedes continuar yendo al gimnasio depende de por qué tienes inflamada la garganta, en menor medida, y cómo te hace sentir esa inflamación en general.

Otras personas están leyendo

Cuándo puedes continuar

Ir al gimnasio con inflamación de gargantas a veces es aceptable. Si sabes por qué tu garganta está inflamada y que no se debe a una enfermedad contagiosa, quizás pasaste la noche anterior alentando un partido de fútbol emocionante o estuviste en un concierto y la forzaste demasiado. Si ése es el caso, no hay razón para evitar el gimnasio, a menos que una mayor inspiración de aire a causa de una respiración más forzada a medida que ejercitas haga doler tu garganta. Las alergias, tampoco impiden que vayas, salvo que la misma o la medicina para su tratamiento te hagan sentir mal. Si la medicación te hace sentir un poco somnoliento o mareado, quédate en casa para no caerte accidentalmente sobre una máquina y lastimarte, o peor, chocar con el auto al tratar de llegar al gimnasio o regresar a casa.

Enfermedad leve

Los virus leves como los resfríos presentan un conjunto de problemas variados. El resfrío podría ser contagioso aún, lo que no le gustará a tus compañeros del gimnasio. Incluso si no hay mucha gente allí, puedes transmitir gérmenes tocando las máquinas y estornudando y tosiendo sobre ellas. IDEA Health and Fitness dice que si todos los síntomas están sobre el cuello y en tu nariz y garganta, podrías ejercitar, pero que deberías hacerlo a un ritmo más moderado para evitar estresar tu sistema inmune. Nuevamente, fíjate cómo afecta la medicina para el resfrío tu capacidad de mantenerte despierto y parado. Olvida ir al gimnasio si estás mareado, somnoliento, o te sientes incapaz de soportar el ejercicio. Eso podría ser una señal de que el cuerpo necesita descansar.

Fiebre

La fiebre es una excepción a la regla de "por arriba del cuello". IDEA Health and Fitness advierte sobre el riesgo de una insolación a causa de ejercitar con temperatura alta, y la deshidratación puede también afectarte. Una inflamación conocida como miocarditis y falla del corazón son otras posibilidades. La fiebre indica infección, ya sea viral o bacterial, y necesitas ver a un médico para asegurarte de que no has desarrollado una enfermedad como faringitis, que requiere un tratamiento rápido.

Advertencia

Cualquier síntoma que ocurra por debajo del cuello es señal de que no deberías ejercitar, mucho menos en un ambiente concurrido, incluso si la inflamación de tu garganta es leve. Descansa y deja que tus pulmones, estómago u otra parte del cuerpo afectada, se recupere. Añadir el estrés adicional del ejercicio a pulmones ya congestionados o a un estómago con náuseas no ayudará. El consejo sobre cuándo podrías volver a ejercitar varía levemente, pero por lo general incluye esperar hasta algunas semanas después de sentirte mejor y probar con una rutina de baja intensidad de 10 minutos, aumentando la cantidad de ejercicio a medida que van pasando algunos días. Además, mantente alejado del gimnasio si te estás recuperando de un procedimiento médico; tu doctor te dirá cuándo puedes retomar tu rutina del gimnasio.

Investiga lo desconocido primero

No vayas al gimnasio si no sabes por qué tu garganta está inflamada. Si tienes algo contagioso, podrías pasarlo a otras personas, y el ejercicio podría empeorar tu condición. Piensa en esto desde el ángulo opuesto. Si alguien aparece en el gimnasio con una enfermedad desconocida, no querrías que esa persona te la pasara. Si no puedes señalar la causa de la inflamación, visita a un médico o ve a un centro de emergencias médicas primero para obtener un diagnóstico, especialmente si tienes fiebre o cualquier otro síntoma serio o raro. Incluso si termina siendo una alergia o un resfrío, al menos sabrás cómo tratarlo de la mejor manera. La inflamación de garganta a veces ocurre como síntoma de un reflujo gastroesofágico, por lo que se está volviendo un problema recurrente, un doctor puede investigar más sobre la causa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles