Por qué los girasoles siempre se dirigen hacia el sol

Escrito por robert korpella | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Por qué los girasoles siempre se dirigen hacia el sol
Las cabezas de los girasoles parecen una flor grande, pero en realidad están compuestas de muchas flores individuales. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los girasoles (Helianthus annuus) son plantas anuales con tallos largos que mantienen a las flores en lo alto y hojas anchas captar la luz solar utilizada en la fotosíntesis. Las cerdas a lo largo del tallo evitan la pérdida de agua y ayudan a defender a la planta de los depredadores. Las plantas han existido desde la antigüedad; la datación por carbono en América del Norte de muestras de arcilla han revelado semillas de girasol de más de 3.000 años. Los girasoles requieren pleno sol, por lo menos seis horas cada día, para prosperar.

Otras personas están leyendo

Heliotropismo

Para ayudar a maximizar la exposición al sol, los girasoles se han adaptado a una forma de mover las grandes cabezas de sus flores para seguir el movimiento del sol. Esta adaptación se llama heliotropismo. Los girasoles se dirigen hacia el este en la mañana para saludar al sol naciente, y luego siguen el movimiento del sol a través del cielo, hasta que se pone por el oeste. Durante las horas de la noche, la cabeza del girasol vuelve a dirigirse una vez más hacia el este.

Polinización

Nadie sabe con certeza por qué el heliotropismo es importante para los girasoles. La teoría más común es que los insectos son atraídos por la luz del sol y, al mantener la cabeza grande de la planta dirigida hacia el sol, el girasol aumenta sus posibilidades de atraer a los insectos que polinizan la superficie de la cabeza. Otra teoría es que el crecimiento de la semilla mejora con el calor adicional que se logra mediante su exposición hacia el sol.

Las plantas maduras de girasol

Respaldando las teorías tanto de la polinización como la del crecimiento de semillas, sólo los girasoles más jóvenes con cabezas que aún no han sido polinizadas participan en el heliotropismo. Una vez que la planta madura y la polinización se ha completado, el girasol mira hacia el este y no se mueve hacia el oeste con el sol.

Mecánica del movimiento

Para conseguir el movimiento necesario para seguir el sol, los girasoles tienen células motoras en una parte engrosada similar a una articulación del tallo llamada pulvinus. Ubicado justo debajo de la cabeza, el pulvinus es lo suficientemente flexible en los girasoles como para girar la cabeza. Las células motoras se amplían y reducen en base a la presión de turgencia dentro de ellas. La presión de turgencia es una presión inducida por el agua que se ejerce contra las paredes celulares. El movimiento se crea en el pulvinus a medida que aumenta la presión en un lado mientras disminuye en el otro.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles