DESCUBRIR
×

Cómo glasear frutas

Actualizado 21 febrero, 2017

Al acentuar un postre con rodajas de fruta fresca, cubre el producto con un glaseado hecho a mano. Esto ayudará a sellar la fruta ingeniosamente dispuesta en su lugar, además añadirá un brillo decorativo al postre. Utiliza frutas, como fresas, melocotones, arándanos, uvas rojas y verdes, kiwi, frambuesas y moras para añadir un color vibrante y frescura a tartas de crema y pasteles. La fruta ayudará a equilibrar el dulzor del glaseado y otros ingredientes ricos del postre.

Instrucciones

delicious fruit tart image by MAXFX from Fotolia.com

    Haz un postre digno de las revistas

  1. Limpia, pela y corta la fruta fresca y colócala en la parte superior del postre.

  2. Crea el glaseado calentando 1/2 taza de mermelada o conserva de albaricoque, junto con 1 cucharada de agua, en una cacerola a fuego medio hasta que la mezcla se convierta en un líquido. Sustituye la mermelada o conserva de fresa o grosella roja por el albaricoque si lo deseas.

  3. Retira la mermelada derretida de la cocina y viértela a través de un tamiz de alambre fino para separar las piezas de fruta. Deja que el glaseado se enfríe hasta que esté tibio.

  4. Moja un cepillo para pastel pequeño en el glaseado caliente y extiende una capa fina sobre toda la fruta. Refrigera el postre si no lo vas a servir de inmediato.

Necesitarás

  • Postre cubierto con rodajas de fruta fresca
  • 1/2 taza de mermelada o conserva de fruta
  • 1 cucharada de agua
  • Cacerola
  • Tazón
  • Colador de metal fino
  • Pequeño cepillo para pasteles