Gotas para los oídos hechas en casa

Escrito por alicia bodine Google | Traducido por sonia andrea riveros varela
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Gotas para los oídos hechas en casa
Infecciones en los odios.

Las gotas para los oídos se pueden utilizar para una variedad de problemas. Puedes tener una acumulación de cera, o simplemente si quieres sacar el agua de los oídos después de nadar. También puedes tener una infección de oído que tienes que aclarar. Hay soluciones que puedes hacer en casa para hacer frente a cada uno de estos problemas. No te costará mucho y puedes hacerlo en cuestión de segundos. También son seguras para usar en niños.

Otras personas están leyendo

Oído de nadador

Puedes hacer tus propias gotas para los oídos en casa que utilizarás cada vez que tu hijo salga de la piscina o el mar para prevenir la otitis de nadador. La otitis externa puede ser dolorosa y se produce cuando el agua queda atrapada en el interior del tímpano. Esta solución casera trabaja para sacar el agua. También previene infecciones. En una pequeña taza o bol, coloca 1 onza (2 cucharadas) de vinagre, 1 onza (2 cucharadas) de agua y 1 onza (2 cucharadas) de alcohol isopropílico. Mezcla y usa un gotero para poner 4 gotas en cada oído después de nadar. Realízalo en un oído a la vez, y mantén la cabeza elevada por lo menos 3 minutos antes de pasar al otro oído. Haz esto después de cada sesión de natación.

Acumulación de cera en el oído

Una acumulación de cera en los oídos puede causar problemas de audición. Este problema es fácil de cuidar si sabes cómo hacer tus propias gotas para los oídos. Esto te ahorrará tiempo y dinero en ir a un médico para eliminar la cera.

Calienta 2 onzas (4 cucharadas) de agua en el microondas. A continuación, añade 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio al agua y revuelve hasta que se disuelva. Con un gotero, coloca 3 gotas en cada oído dos veces por día. Puede tomar hasta una semana para que toda la cera salga, pero lo hará.

Infección de los oídos

La mayoría de los médicos recetan un antibiótico para la infección del oído, pero en la mayoría de los casos, la infección desaparecerá por sí sola. Puedes hacer tus propias gotas óticas totalmente naturales para acelerar el proceso de curación.

Mezcla 2 gotas de aceite esencial de ajo con 2 gotas de aceite de oliva. Calienta un poco, pero no tan caliente que te quemes. Coloca 4 gotas en el oído infectado. Mantén la cabeza inclinada durante 3 a 5 minutos. Haz esto dos veces al día hasta que la infección desaparezca. El ajo tiene el poder de matar las bacterias en el oído.

Advertencia: Si no tienes éxito en deshacerte de tu infección en el oído, debes buscar consejo médico. No desearas poner en peligro tu audición y terminar con la pérdida de audición permanente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles