Hobbies

Cómo hacer gráficos para realizar en punto cruz

Escrito por marie mulrooney | Traducido por silvina ramos
Cómo hacer gráficos para realizar en punto cruz

Si amplias una imagen pequeña podrás capturar muchos detalles finos.

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Los principiantes en el punto cruz usualmente siguen un diseño que encontraron en un libro o kit, o incluso realizan las puntadas sobre telas que tienen pintados diseños de colores. Si sientes que estás por encima de los diseños preestablecidos y estás lista para crear tus propios diseños en punto cruz, puedes crear tus propios gráficos en papel cuadriculado. Crear el diseño es la parte más dura de hacer tu propio trabajo en punto cruz; una vez que tengas el gráfico de referencia, solo tendrás que hacer las puntadas siguiendo el gráfico de la misma forma que seguirías un diseño de un libro o kit.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Papel
  • Bolígrafo o lápiz
  • Papel cuadriculado
  • Regla

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Esboza o dibuja el diseño que te gustaría hacer en punto cruz. Si quieres duplicar una imagen que viste en algún lado, haz una fotocopia de la imagen o ilustración. Ampliar una imagen pequeña te permite capturar más detalles e incluir cambios sutiles de color.

  2. 2

    Fotocopia la imagen que dibujaste o cópiala dos veces en una hoja de papel cuadriculado. Encontrar el tamaño adecuado de cuadrícula es algo objetivo; comienza con 10 cuadrados para una pulgada (2,54 cm) y sube o baja a partir de ahí. Mientras más grande o más complejo quieras que sea el producto terminado, más cuadrados por pulgada (2,54 cm) deberás tener en tu cuadrícula. Si no puedes fotocopiar la imagen en papel cuadriculado, escanéala y utiliza un programa de gráficos para superponer las líneas de la cuadrícula, luego imprime dos copias, o bien dibújala a mano con una regla.

  3. 3

    Dibuja líneas en una de las versiones cuadriculadas de la imagen para marcar las áreas más grandes de un color. No tengas miedo de capturar la mayor cantidad de variaciones de color; puedes conseguir hilo de bordar en tantos colores diferentes que puedes, por ejemplo, capturar todos los tonos de rosa, durazno, rosa muy claro, rosa claro, rosa mediano, rosa oscuro y rosa muy oscuro, siempre y cuando te tomes el tiempo para distinguir estos cambios de color en la imagen. Utiliza círculos o tramas en cruz para indicar los cuadrados en donde hay transiciones de colores en la imagen o donde no coinciden exactamente dos colores.

  4. 4

    Observa la imagen original (sin las líneas de cuadriculado) y la versión cuadriculada marcada y crea una lista de símbolos que representen cada color bosquejado. Los símbolos deberían ser fácilmente distinguibles cuando los escribes en cada cuadrado de una hoja en blanco de papel cuadriculado. Por ejemplo, puedes usar un punto para indicar que un cuadrado debe ser beige, una "x" para rojo, un "=" para azul oscuro, "-" para azul claro y así sucesivamente.

  5. 5

    Siéntate con una hoja en blanco de papel cuadriculado y, trabajando con las versiones marcadas y no marcadas de tu imagen, escribe los símbolos de los colores en los cuadrados correspondientes. La versión marcada te mostrará dónde debes cambiar de color, mientras que la versión no marcada facilita la visión del color en cuestión. Comienza el trabajo en una esquina de la imagen para asegurarte de que se alinee correctamente con los bordes de la página. Escribe el símbolo del color que más predomina en cada cuadrado.

  6. 6

    Observa la versión original de la imagen y la versión cuadriculada. Utiliza más símbolos para marcar donde es apropiado aplicar técnicas de ornamentación, como nudos franceses para crear puntos de color, o pespuntes para demarcar y destacar áreas del diseño. Recuerda tener un glosario actualizado de símbolos que te ayude a recordar el significado de cada símbolo.

  7. 7

    Haz una copia del diseño final que realizarás en punto cruz para que puedas ir tachando los cuadrados a medida que los bordas en el lienzo y así no tener que arruinar tu diseño original. Ten a mano la imagen original y la versión cuadriculada junto con el diseño para que puedas dirigirte a ellos las veces que sean necesarias a medida que trabajas en el diseño elegido.

Consejos y advertencias

  • Si tienes problemas para elegir qué color debería ocupar qué cuadrado de tu diseño, tienes algunas opciones para elegir. Puedes dividir el cuadrado por la mitad en diagonal y utilizar media puntada de un color o dos medias puntadas en diferentes colores para llenar el cuadrado. O puedes utilizar dos o tres hilos juntos, cada uno de un color distinto, para hacer el punto en cruz completo y así crear una combinación de colores. Esta última táctica es especialmente buena en las áreas de transición, en donde la imagen cambia gradualmente de un color a otro.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media