Cómo ser un gran anfitrión o anfitriona en un restaurante

Escrito por alicia karina borges santi
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo ser un gran anfitrión o anfitriona en un restaurante
(Michael Blann/Digital Vision/Getty Images)

Es importante que un empresario de un local gastronómico cuente con un buen encargado de relaciones públicas. Esto incrementará sus ganancias y asegurará al público una placentera estadía dentro del recinto. A toda persona le agrada llegar a un restaurante, ya sea por razones de trabajo o simple esparcimiento, y sentirse como en casa, pero eso solo es posible si la persona que la recibe y ubica dentro del local sabe cómo hacerlo. Aquí van algunos consejos prácticos para aquellos que se dispongan a llevar adelante esta tarea que requiere mucha paciencia y dedicación.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Consejos para un buen anfitrión.

  1. 1

    Tén presente que eres la cara más visible del lugar y a quién todos acudirán frente a cualquier duda o reclamo, por lo tanto debes mantener tu aspecto personal en perfectas condiciones. Si eres hombre asegúrate de estar perfectamente rasurado en todo momento y mantener tu cabello prolijamente peinado. Si eres mujer no olvides maquillarte discretamente y cuidar de tu cabello de forma especial. Siempre procura vestir elegante y cuida que tu vestimenta no muestre el más mínimo signo de desprolijidad, mucho menos arrugas. La impresión que les causes a las personas al entrar, será la que conservarán del lugar.

  2. 2

    Actúa siempre de forma amable y discreta. Recuerda que pueden dirigirse a tí en muy variadas situaciones, frente a todas ellas mantén la compostura y no te permitas el exhabrupto jamás, aunque estés convencido de que el cliente en ese caso no tiene la razón. Intenta mediar en todo momento y muestra una actitud elegante y respetuosa. Esto dará confiabilidad al lugar y lo convertirá en un agradable lugar que los clientes elegirán a menudo.

  3. 3

    No olvides vigilar que el resto del personal se maneje en la misma línea de lo que tú intentas transmitir al público. No está bien visto que se ofrezca una buena bienvenida y que después, por ejemplo, se ofrezca la comida fría o el personal de atención en las mesas no actúe de forma adecuada en el trato con los clientes. Eso echará a perder todo tu esfuerzo y hará perder confiabilidad al lugar.

  4. 4

    Recuerda siempre despedir a los clientes amablemente y recordarles que los esperas nuevamente pronto. Aunque suene repetitivo y forzado, puedes tener la seguridad de que cae bien en las personas el saber que son bienvenidos en algún lugar, aunque más no sea que por razones comerciales.

Consejos y advertencias

  • Si quieres ser un buen anfitrión debes actuar pensando en todo momento como si fueras el propietario del restaurante y no un empleado. Verás como eso te ayuda a lucir más creible.
  • Cuídate siempre de la descortesía, sea tuya o ajena. Jamás respondas a un agravio y busca la solución más diplomática para todas las situaciones que se te presenten.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles