Comida

Cómo guardar las rosquillas para su posterior uso

Escrito por ehow contributor | Traducido por mariana nonino
Cómo guardar las rosquillas para su posterior uso

Abastécete de rosquillas para congelarlas.

PhotoObjects.net/PhotoObjects.net/Getty Images

Las rosquillas o donas son más baratas por docena, pero no cuando sólo comes algunas y dejas que el resto se pongan duras. No hay necesidad de arruinar tu figura por comer de más, ya que puedes las congelar. Si lo haces correctamente, van a estar tan frescas como el mismo día en que salieron del horno de la panadería.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Bolsitas para bocadillos
  • Bolsas para congelar de 1 galón (3,7 litros)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Guarda las rosquillas en el congelador tan pronto como llegues a casa. Déjalas dentro de la caja o bolsa si tienes espacio. Déjalas congelar al menos cuatro horas. También las puedes dejar durante la noche.

  2. 2

    Retira las rosquillas del congelador y coloque cada una en una bolsa individual. Cierra la bolsa si es posible. Si la rosquilla es demasiado grande para la bolsa, no te preocupes. La bolsa exterior la protegerá.

  3. 3

    Toma cada rosquilla, que ahora está en una bolsa, y colócalas en una bolsa de plástico de 1 galón (3,7 litros). Lo preferibles es una bolsa para congelar, pero cualquier tipo de bolsa que sea lo suficientemente grande funcionará. Guarda tantas rosquillas como entren, sin apretarlas. Cierra la bolsa y colócala en el congelador.

  4. 4

    Quita el número deseado de rosquillas de la bolsa, la próxima vez que quieras una. Retira la rosquilla de la bolsa y colócala en un plato apto para microondas y cocina durante unos segundos. El tiempo necesario depende del tamaño de la rosquilla, el relleno (si existe), y el tamaño del plato. El tiempo del microondas es casi siempre menos de 30 segundos para una sola dona. Ten cuidado de no sobrecalentarla. Las rosquillas rellenas de crema u otros rellenos densos son más difíciles de calentar, pero incluso éstas se pueden descongelar con un poco de práctica.

Consejos y advertencias

  • Las rosquillas se mantienen frescas en el congelador durante tres a cuatro semanas, de acuerdo a la Extensión de la Universidad del Estado de Missouri.
  • También se pueden simplemente descongelar por unas horas a temperatura ambiente.
  • Cualquier cobertura puede absorberse en la rosquilla al congelarse y descongelarse.
  • Las cremas y rellenos pueden llegar a quedar líquidos cuando se descongelan.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media