DESCUBRIR
×

Cómo guardar un sostén

Actualizado 21 febrero, 2017

Los sostenes, por ser amigos tan fieles, merecen un tratamiento real. En lugar de tirar estos enredos de objetos de tela, encaje, espuma y (a veces) alambre, en tu cajón de ropa interior o aplastarlos sin cuidado en un espacio demasiado apretado, tómate el tiempo para darle a cada sostén un poco de cuidado. Si te haces algo de tiempo para un esfuerzo adicional, podrás darle a tus mejores amigos vidas más largas.

Instrucciones

Comstock/Comstock/Getty Images

    Guarda tu sostén

  1. Coloca tu sostén, con la taza hacia arriba y desabrochado, de forma plana en el espacio de almacenamiento.

  2. Coloca una sola capa de papel de seda sobre la parte superior del sostén. Esto evitará que los sostenes se enganchen entre si mientras están guardados.

  3. Coloca el siguiente sostén sobre el primero, con el papel de seda en el medio. Las copas de éstos deberían encajar dentro de cada uno. Sigue apilándolos o haz pilas separadas, más pequeñas, si tienes muchas de estas prendas.

Consejos

  • Utiliza separadores de cajones en aquellos que sean grandes y coloca sostenes allí. De esa manera, no se deslizarán por todas partes cuando busques otras cosas.
  • Mantén los sostenes más delicados o para una ocasión especial separados de tu ropa de todos los días a fin de que sea más fácil encontrar tu lencería.

Advertencias

  • Si los cajones de tu cómoda están hechos de madera, fórralos con tela o algo similar para evitar que les ocurran inconvenientes a tus sostenes durante el almacenamiento.

Necesitarás

  • Lugar grande y plano de almacenamiento
  • Papel de seda