Cómo usar una gubia

Escrito por f.r.r. mallory | Traducido por santiago lopez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo usar una gubia
(tool bench image by Greg Pickens from Fotolia.com)

Una gubia es un tipo de cincel con una punta curva. Se utiliza para quitar madera como una herramienta de tallado. El ancho de la hoja de la gubia y los tradicionales ocho grados diferentes de curva hacen que está herramienta sea bastante versátil para proyectos en madera de todos los tamaños. Una gubia puede utilizarse en una superficie de madera más grande que ella, aunque su hoja tenderá a seguir la dirección de la fibra de la madera.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Restos de madera
  • Abrazadera
  • Gubia
  • Mazo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Utiliza las abrazaderas para asegurar restos de madera en tu superficie de trabajo. Al trabajar con herramientas manuales debes considerar dónde impactarán si pierdes el control sobre ellas. En este caso, el área es apartada de la dirección de corte de la herramienta. Si la gubia se escapa del trozo de madera es probable que impacte en tu mesa de trabajo y deje un corte. Tal vez quieras poner cuero o un trapo en ese lugar mientras practicas con la gubia, para proteger tu superficie de trabajo.

  2. 2

    Sostén tu gubia como un cincel para pelar. La mayor parte del trabajo con gubia no es dirigido con un mazo, sino con la fuerza de tu brazo y mano. Debes ubicar el dedo índice sobre la espiga de la herramienta para guiar el corte. La espiga es parte del eje cónico de la herramienta que encaja en la parte superior de la manija. Una mano puede empujar la herramienta desde atrás mientras la otra la guía.

  3. 3

    Corta con una gubia ubicando su borde cortante de forma perpendicular a la superficie de corte y guiando el mazo en ángulo recto sobre la punta de la manija. Las manos deberían estar alejadas de la espiga y sosteniendo la manija.

  4. 4

    Recorta a través de la veta sosteniendo la gubia por la manija. No coloques los dedos a lo largo de la espiga.

Consejos y advertencias

  • Deja que la hoja apropiadamente afilada haga el trabajo por ti. No presiones la gubia o el cincel. Puedes guiar el cincel con un mazo pero tu objetivo principal es usar la fuerza justa para que la herramienta haga su trabajo. No cortes en dirección hacia ti ni coloques tus manos en ningún área donde una hoja suelta pueda encontrarse con ellas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles