Cómo la Guerra Fría afectó la política exterior de EE.UU.

Escrito por paul cartmell | Traducido por javier enrique rojahelis busto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo la Guerra Fría afectó la política exterior de EE.UU.
Durante la década de 1950, la división de Berlín se convirtió en un aspecto importante de la política exterior de EE.UU.. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

La Guerra Fría fue un período de gran tensión entre EE.UU., URSS y los aliados de ambas naciones, la que alcanzó su punto máximo a finales de la Segunda Guerra Mundial y continuó hasta 1990. Después de la Segunda Guerra Mundial, la Guerra Fría fue el principal problema y determinación de la política exterior de EE.UU., de acuerdo a lo que señala la Universidad Estatal de Ohio.

Otras personas están leyendo

Guerra Fría

Los orígenes de la Guerra Fría se remontan a finales de la década de 1910, cuando el miedo ante la infiltración del comunismo comenzó a aumentar en EE.UU.. El sentimiento de desconfianza y el miedo al comunismo y la Unión Soviética aumentaron en las décadas de 1920 y 1930, sólo interrumpiéndose durante la Segunda Guerra Mundial, cuando Alemania invadió la Unión Soviética. Después de la Segunda Guerra Mundial, las tensiones volvieron a subir sobre la dirección de la democracia y la reconstrucción económica de Europa. La Unión Soviética se concentró en la reconstrucción de Europa del este mientras que EE.UU. y el Reino Unido sólo permitieron un acceso limitado a los estados soviéticos controlados del este de Europa.

Presidencia

La doctrina planteada por el presidente Harry Truman en 1947 estableció las metas que darían forma a la política exterior de EE.UU. durante la mayor parte de la Guerra Fría. La doctrina Truman declaró que EE.UU. podría ayudar a los pueblos libres que vivían bajo dictaduras y los regímenes comunistas. La creación de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) colocó a EE.UU. y a sus aliados, como el Reino Unido y Francia, como una organización militar anticomunista. Los límites altamente militarizados permanecieron en el lugar entre la Europa oriental controlada por los soviéticos y la Europa occidental, apoyada por Estados Unidos. Esta situación de equilibrio de fuerzas entre EE.UU. y los soviéticos llevaron a la colocación en todo el mundo de bases militares equipadas con armas nucleares.

Contención

La política exterior de EE.UU. durante la Guerra Fría es descrita por la Universidad Estatal de Ohio, como contención, en donde la nación apoyaba a los gobiernos extranjeros --fueran corruptos o antidemocráticos-- siempre y cuando se alinearan ideológicamente con EE.UU. La idea principal de la política exterior de EE.UU. era que cualquier aumento percibido en la influencia militar soviética y el poder en todo el mundo llevaba directamente a una disminución de la influencia y el poder de EE.UU. La política interior y exterior de EE.UU. no estaba vinculada durante este período, siendo el uso de la propaganda del poder militar de EE.UU. visto como más importante que el destacar los logros de la política interna, con el fin de mejorar la posición de Estados Unidos en todo el mundo.

Militar

Durante las décadas de 1970 y 1980, la política exterior de EE.UU. giró en torno a aumentar el poder militar y el desarrollo de tecnología militar durante el gobierno de Reagan. Un creciente temor por el poder militar de la URSS condujo a que la propaganda anti-comunista girara en torno a mostrar mayor poder militar que el de los soviéticos. Los políticos conservadores temían el surgimiento del poder soviético durante este período y empujaron la política exterior hacia un aumento de la presencia militar de EE.UU. en todo el mundo y a aumentar los presupuestos de defensa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles