Una guía de la tela de cuadros para los chicos

Escrito por reagan alexander | Traducido por cesar daniel gonzález ménez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

La tela escocesa en el mundo masculino

Una guía de la tela de cuadros para los chicos
(Dean Mouhtaropoulos/Getty Images News/Getty Images)

"La conclusión con la tela escocesa es simple. Arriésgate, mezcla y diviértete, pero al igual que un sencillo whisky de malta de las Tierras Altas de Escocia (Highlands), tienes que saber decir cuándo".

— Jonathan Harrison Kanarek, propietario de Everything's Jake, una tienda de ropa vintage en Los Ángeles.

El tartán ha existido por siglos. Aunque los escoceses lo hicieron famoso, en el mundo se absorbió en nuestra psique para vestir y lo llamamos "tela escocesa". Históricamente asociado con la realeza y la autoridad, hoy en día forma parte ambos de la alta costura como de la contracultura. Formal o informal, o simplemente recogido del suelo y atado en la cintura, este tejido noble ha encontrado su camino en los corazones de las mujeres --y de los hombres también.

La historia del tartán

Una guía de la tela de cuadros para los chicos
(Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images)

Si se trata de una conversación en un bar, lo mejor es seguir el juego con la idea errónea de que el tartán se originó en Escocia. Sin embargo, los historiadores textiles señalarían rápidamente que el estampado apareció, tanto en Europa Central como en Asia, mucho antes de que el calendario cambiara de AC a DC. Algunos fragmentos bien conservados se han encontrado en las ruinas celtas de Salzburgo, Austria --y el hombre Cherchen, una momia de 3,000 años de antigüedad descubierto en el oeste de China, fue encontrado usando tartán como leggings.

Sin embargo, los escoceses fueron los que se apropiaron completamente de las variaciones del patrón entrecruzado. Y ya que las telas eran de hilados teñidos con pigmentos naturales específicos de una región, el tartán con el tiempo se convirtió en un identificador de la propia región y del clan.

"Aunque la tela escocesa era producida en las regiones de las Tierras Altas de Escocia en el siglo XVI, fue hasta los siglos XVII y XVIII que la tela escocesa asumió un nivel de uniformidad de la construcción", dijo Jonathan Kanarek, propietario de Everything's Jake en el Los Angeles, y uno de los hombres mejor vestidos de Esquire 2007 en los Estados Unidos. "Fue la localidad del teñido la que empezó a dar significado a los colores de la tela escocesa de cada región. Piensa en las pandillas Bloods o Crips, y en que no te gustaría usar el color equivocado en el barrio equivocado. Esto fue más importante cuando las facciones de guerra entre los escoceses y los ingleses llevaban su propia versión de 'colores' en la batalla".

La tendencia del tartán

Una guía de la tela de cuadros para los chicos
(Getty Images)

Desde la realeza a los leñadores y hasta los hipsters modernos --con una gran cantidad de aficionados en el medio-- el tartán milagrosamente ha perseverado sin tener que evolucionar de verdad. Sigue siendo hasta hoy un uniforme militar, un símbolo de la realeza y la moda tácitamente aceptada de las contraculturas que rechazan las nociones de la conformidad.

"Puede parecer que las telas escocesas tienen una manera especial para marcar el mundo de la moda de las grandes tendencias por los ciclos, pero de una u otra forma, en realidad nunca desaparece", dijo Kanarek, quien ofrece rápidamente un buen ejemplo. "¿Reconoces Burberry? Ahora hay una tela escocesa que es uno de los estampados más reconocidos en el mundo de la moda".

El punto de apoyo más importante del tartán dentro de la cultura pop estadounidense pudieron haber sido las telas escocesas Pendleton, usadas ​​por los Beach Boys durante su apogeo en los sesenta. Los prepsters y surfistas se encontraron de pronto vistiéndose de manera similar, y las telas escocesas emblemáticas se quedaron hasta que resurgieron con una furia bien puesta durante la aparición de la escena grunge en el noroeste del Pacífico. Pero fue en los setenta, una década asociada con más frecuencia al poliéster y a la pana, en la que finalmente aterrizó en el tartán de la contracultura y, por tanto, abriendo camino para la moda de vanguardia.

"La tela escocesa tuvo un de sus retornos visibles más grandes en la escena hardcore punk de los setenta", dijo Kanarek. "Desde que el tartán se asoció con la élite británica, fueron los mismos patrones usados ​​de formas diferentes y abiertamente irreverentes que se utilizaron como una declaración de inconformista en contra de las clases altas".

Cómo usar el tartán actualmente

Una guía de la tela de cuadros para los chicos
(Getty Images)

Con el tartán, es importante entender que hay suficientes entrecruces, colores múltiples e historia para mantener tanto el ojo como la mente ocupada, así que es mejor seguir una regla inquebrantable de la moda: conserva la sencillez.

"Es muy versátil, así que puedes usarlo de manera formal o informal", dijo el británico Clare Mukherjeeel, escritor de moda y estilo que radica en Los Angeles, en una entrevista. "Sin embargo, con la tela escocesa y el tartán, menos es más; así que úsalos en dosis pequeñas y aléjate de cualquier cosa demasiado llamativa y colorida, para que puedas mantener las piezas relativamente moderadas".

Debes encontrar un estampado que te hable --ya sea por su fuerza o por su sutileza. La mejor manera de entrar en el mundo del tartán es tal vez, al decantarse por el básico estadounidense por excelencia, la camisa a cuadros.

"Es una prenda esencial que todos los hombres deben tener", dijo Mukherjee. "De franela o algodón, es un gran estilo para el día o para el fin de semana, especialmente si optas por un corte pegado al cuerpo, para que no te veas como al estilo leñador".

Si todavía no estás seguro acerca de incluir el tartán en tu armario, Mukherjee señaló que "Steven Alan hace las mejores camisas de cuadros en colores simples. Así que trata de combinarla con un simple par de jeans oscuros con corte delgado --y evita todo lo parecido a la ropa de trabajo, como la mezclila deslavada o los zapatos Red Wing. Conserva la sencillez y la limpieza para seguir moderno y a la moda".

Si las camisas de cuadros no son lo tuyo y superaste el ir a las tiendas de segunda mano y vendiste todos tus vinilos de Nirvana, pero aún así te encuentras con un gusto por el tartán en tu guardarropa, hay otras maneras de incorporar la tela de los anarquistas y la aristocracia en tu estilo.

"Otra forma de trabajar la tendencia del tartán es con accesorios", dijo Mukherjee. "Ve a tiendas de ropa como las de J. Crew, Ralph Lauren y Steven Alan para encontrar una verdadera variedad de corbatas de moño, corbatas y pañuelos de bolsillo de cuadros, pero asegúrate de usar sólo uno de estos a la vez, a menos que te guste proyectar el estilo dandy".

Es un diseño atrevido, así que incluso cuando trabajes con los aspectos complementarios de tu atuendo o armario, una modesta muestra de restricción puede evitar un horroroso atuendo de mal gusto.

"Se puede decir otra vez: los cuadros siempre deben utilizarse con moderación", agregó Kanarek. "Una bufanda de cuadros escoceses de cachemira elegante sin duda complementará un abrigo de sarga, cuando el clima sea más fresco; o puedes probar un conjunto de pantalones de pana, chaqueta de cachemira y boina de tartán, con una bufanda que contraste para tener un atuendo simple, funcional y elegante".

Afortunadamente para los amantes de la moda, los sombreros de los hombres han hecho un regreso sin precedentes --que felizmente tiene vista a las transgresiones del pasado de la gorra de béisbol-- y el uso excesivo del sombrero de copa baja.

"Un sombrero de cuadros va a funcionar pero piensa en la estructura y las líneas limpias, elige un atuendo clásico y de campo en lugar de una gorra de hip-hop," dijo Mukherjee. "Una gorra o sombrero pueden funcionar muy bien, pero sólo deja este elemento de cuadros en tu atuendo. Recuerda: menos es más".

Hagas lo que hagas, ten cuidado con los pantalones de cuadros escoceses. Son buenos para una carcajada, pero al final probablemente te verás como que te perdiste en el camino a tu curso de golf en los años setenta.

"Los pantalones de cuadros se deben evitar a toda costa", dijo Mukherjee con una carcajada. "Son demasiado y hacen referencia a la cultura pop británica, en especial a el oso Rupert".

Kanarek, quien dijo que vive con el credo de "ama lo que te pones", resumió sus sentimientos con respecto al tartán y a las telas escocesas diciendo: "La conclusión sobre las telas escocesas es simple: arriésgate, mezcla y diviértete, pero al igual que el whisky de malta de las Tierras Altas de Escocia, aprende a decidir cuándo".

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles