DESCUBRIR
×
Loading ...

Guía de vestimenta de oficina para hombres

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Introducción

La ropa para ir al trabajo no debe ser aburrida. Si piensas que debes ir uniformado con traje oscuro, camisa blanca y corbata roja, te equivocas, ya que hay toda una gama de opciones y tendencias de moda que te gustarán. No tienes que elegir colores intensos ni tampoco vestir anticuado. Cada temporada trae estilos que son perfectamente adaptables a tu personalidad, estilo y complexión para lucir relajado, elegante y a la vez, sumamente profesional.

Ian Gavan/Getty Images Entertainment/Getty Images

Chaquetas sin corbata, una gran opción

La tendencia ahora son los conjuntos de tres piezas, pero dejando de lado la corbata. Como resultado obtienes un estilo fresco y ligero, sin caer en el desaliño: los colores predominantes son el azul y el acero, lo que da un toque de formalidad al conjunto.

Digital Vision./Photodisc/Getty Images

Jeans para la oficina

Si bien los jeans dan un toque de informalidad, la idea es combinarlos con la chaqueta para crear un atuendo más sofisticado. Utiliza el mismo tono tanto en los jeans como en la chaqueta y la camisa. Si quieres dar un contraste especial, viste un chaleco de tono claro y listo.

Kevin Winter/Getty Images Entertainment/Getty Images

Tonos claros y refrescantes

No se trata de vestir uniformado, sino utilizar tonos beige con una corbata en tonalidades plata o blanco, que casi se funda con el color de la camisa. En todo caso elige tres tonos diferentes pero que pertenezcan a la misma paleta de colores para la camisa, el pantalón y la chaqueta.

Vittorio Zunino Celotto/Getty Images Entertainment/Getty Images

Plata, el color de moda

La tendencia se inclina hacia los tonos plateados y con brillo. Las telas tienen una bonita caída y da una sombra y contraste únicos ideales para delinear tu figura. La camisa elígela blanca con los puños asomando. Como complemento elige una corbata en el mismo tono, pero más oscuro. Con un conjunto así, es imposible pasar desapercibido.

Vittorio Zunino Celotto/Getty Images Entertainment/Getty Images

Conjunto clásico

Se trata de un traje oscuro, pero sin llegar a ser negro: la chaqueta tiene dos botones, lo que le da mucha soltura y ligereza al conjunto. El contraste lo da la camisa blanca y la corbata negra; para darle un toque sofisticado, esta no debe tener estampados, sino ser lisa y brillante.

Ian Gavan/Getty Images Entertainment/Getty Images

Chaquetas cruzadas

En temporada de frío, viste una chaqueta negra cruzada, de varios botones. Hay versiones largas. El pantalón puede ser del mismo tono o utilizar una variante en azul. Puedes levantar las solapas o utilizar una bufanda a cuadros, pero en tonalidades frías para que haga juego. La camisa, que apenas asoma, va en blanco.

Keith Brofsky/Photodisc/Getty Images

Esos detalles importantes: cinturones y zapatos

Es importante que ambos combinen. Prefiere el negro y el café, este último en varias tonalidades: desde tabaco hasta castaño claro. Evita los diseños y texturas, que además de ser difíciles de combinar, te restarán elegancia y formalidad. En el caso de que quieras usar tirantes, siempre debes vestir un cinturón. Sobre los zapatos, es imprescindible que siempre estén impecables: el mejor traje puede verse arruinado con unos zapatos sucios o gastados. Eso sí, elige un modelo cómodo para tus pies.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

¿Qué hay de las corbatas y calcetines?

Ten cuidado con las corbatas muy novedosas, ya que pasan de moda rápidamente y ya no tienen cabida en tu guardarropa; es preferible las reserves para otro tipo de ocasiones (una salida con tu pareja, por ejemplo). No es necesario que sea del mismo color que la camisa, sino como se ha mencionado, que juegues a combinar tonos; eso sí, no mezcles patrones: camisa a rayas y corbata a cuadros. Los calcetines, aunque tengan patrones, deben combinar siempre con el tono del pantalón. ¡Prohibidos los calcetines blancos!

John Foxx/Stockbyte/Getty Images

Relojes y otros accesorios

Si puedes invertir en un buen reloj, será uno de los mejores accesorios para tu traje. De ser posible, combina la malla (extensible) con el color de tu traje; si sólo tienes uno, verifica que puedas adaptarle otras mallas. Si usas lentes, debes elegirlos de acuerdo a la forma de tu rostro y personalidad; si son gafas oscuras nunca las uses dentro de la oficina. Con la joyería, sé discreto: una cosa es usar, por ejemplo, una argolla matrimonial, un anillo especial (el de graduación), y otra llenarse de joyas: es de mal gusto.

Comstock/Comstock/Getty Images

Errores comunes en la vestimenta de oficina

No te desabotones la camisa; una cosa es aflojar el nudo de la corbata y otra exhibirte. Evita los colores estridentes o trajes demasiado llamativos; déjalos para otra ocasión. Elige bien tu talla, no vistas dos o tres tallas más grandes que la tuya: lo notas si la camisa queda muy floja y debe ir más pegada a tu cuerpo. Compra ropa interior cómoda, pero adecuada: evita aquellas que abulten o formen pliegues incómodos en el pantalón. Finalmente, no luzcas desaliñado: cuida tus uñas, corte de pelo y afeitado de la cara: siempre será tu mejor carta de presentación.