Cómo hacer una guirnalda perenne para la puerta

Las guirnaldas perennes dan un toque natural a tu decoración de estación. Las guirnaldas son una opción atractiva para vestir la parte superior de los marcos de las puertas interiores y exteriores. También puedes crear guirnaldas que hagan juego para la ventana o la repisa de la chimenea. La belleza natural de las ramas de hoja perenne combinada con la fragancia de las agujas despierta el espíritu navideño. Las guirnaldas de pino y abeto funciona bien en interiores, mientras que la picea es más adecuada para su uso en exteriores, ya que caen agujas más rápidamente.

Comstock/Comstock/Getty Images

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Mide la longitud de la parte superior del marco de la puerta, revestimiento u otra área que desees decorar. Triplica esta medida para determinar la longitud de la guirnalda.

Paso 2

Corta una pieza de alambre de florista o cable de calibre 9 con el largo determinado. Usa tijeras para alambre para realizar un corte limpio.

Paso 3

Corta ramas perennes frescas de 18 a 30 pulgadas (45,72 a 76,20 cm) de largo usando tijeras de podar. Elige ramas de grosor y exuberancia similar para que la guirnalda sea pareja.

Paso 4

Coloca una rama en cada extremo del alambre, con las agujas apuntando hacia los lados. Envuelve el excedente de alambre sobre cada rama, fijándolas a la estructura de alambre.

Paso 5

Fija las ramas restantes, trabajando desde los extremos al centro del marco de alambre. Solapa cada rama unas 6 a 8 pulgadas (15,24 a 20,32 cm) para camuflar los cortes y para que ninguna parte de la guirnalda sea más delgada que otra.

Paso 6

Coloca la guirnalda sobre la repisa o el marco de la puerta. Instala ganchos o clavos en la pared para cubrirla si es necesario.

Consejos y advertencias

  • Decora la guirnalda con cintas, adornos o elementos naturales, como conos de pino.
  • Si lo deseas, puedes usar ramas artificiales.

Referencias

Comentarios

Más reciente