Habilidades de decodificación y lectura

Escrito por karen hollowell
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Las habilidades para leer y descodificar se enseñan como un proceso continuo, que empieza en la educación preescolar y continúa desarrollándose y reforzándose durante la escuela. Estas habilidades se introducen de una en una y luego se usan en combinaciones para enseñar a los niños el proceso de lectura. El dominio de estas habilidades es esencial para asegurar que un niño progrese de la lectura básica a la comprensión total de lo que ha leído.

Otras personas están leyendo

Comprensión

Antes de aprender realmente a leer, los niños deben entender cómo se construyen las palabras. Necesitan comprender que cuando se unen ciertas letras, forman palabras, y que cuando se unen ciertas palabras, expresan un pensamiento. Este concepto se llama conciencia de la palabra escrita. Los niños se instruyen en esto de una manera informal, en casa y en su entorno. La mayoría de los niños de 3 años pueden identificar los letreros de un restaurante McDonald's o una tienda Wal-Mart porque los han visto muchas veces. En la escuela, reciben instrucción formal sobre la estructura de la palabra en oraciones y párrafos.

La conciencia fonémica es una habilidad para la lectura que los estudiantes usan para oír sonidos y ser capaces de manipular dichos sonidos y formar palabras. Es una habilidad oral en la que se enseña a los niños a decir los sonidos para ciertas letras y luego combinar dichas letras para decir una palabra. Ser capaz de oír sonidos cuando otra persona los pronuncia es tan importante como ser capaz de producirlos. A los niños se les enseña conciencia fonémica a través de actividades como las rimas, la supresión y sustitución de fonemas, y la división en sílabas. Si un niño puede producir sonidos del principio, el medio y el final de una palabra dada, ha adquirido conciencia fonémica.

La conciencia fonológica implica la combinación de la conciencia del sonido y la palabra escrita. Los niños tienen conciencia fonológica cuando saben que a los sonidos les corresponde una letra escrita que los representa. Esta habilidad es imprescindible para leer y deletrear. Cuando los estudiantes entiendan la relación sonido-letra, serán capaces de descodificar y leer. Esto progresa desde la lectura de palabras simples de tres o más sonidos a otras más complejas con sufijos, prefijos y grupos de letras. Después de dominar la descodificación, los estudiantes podrán leer oraciones de un texto.

La fluidez de lectura indica la capacidad de un niño para leer con una velocidad adecuada para su nivel, con una entonación y expresión apropiadas, y con precisión. La fluidez va creciendo conforme aumentan las oportunidades de un niño para leer. El objetivo de aumentar la fluidez es mejorar la automaticidad, que es la capacidad de leer la mayoría de las palabras sin esfuerzo, o descodificación automática. Leer con expresión y seguido es también un componente de la fluidez. Los niños comienzan a trabajar la fluidez leyendo palabras, oraciones y párrafos; después historias y libros.

Una vez que el niño pueda reconocer sonidos, descodificar y combinar palabras, y leer oraciones con fluidez, podrá empezar a comprender. Este es el objetivo principal de toda instrucción en la lectura. Se enseñan todas las habilidades para descodificar y leer, de modo que los niños puedan entender que el texto tiene significado para ellos. Las habilidades fundamentales son: resumir, volver a contar algo, predecir y preguntar. Cuando un estudiante puede leer un texto, entender lo que ha leído y aplicarlo a otras situaciones de lectura, ha logrado la comprensión.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles