El hábitat natural de los mapaches

Escrito por leah berkman | Traducido por mayra cabrera
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
El hábitat natural de los mapaches
Los mapaches se encuentran en una variedad de hábitats. (raccoon image by masteraz from Fotolia.com)

Los mapaches (también conocidos como Procyon lotor) se encuentran en una amplia variedad de hábitats en toda América del Norte. Ocupan marismas, pantanos, bosques, praderas e incluso entornos urbanos. Físicamente, el mapache es conocido por su distintiva máscara negra y cola anillada; es relativamente pequeño, por lo general pesa entre 5 y 20 libras (2,2 y 9 kg). Son bien conocidos por su inteligencia y curiosidad, convirtiéndose muchas veces en una plaga para los seres humanos por entrar en los botes de basura y comederos de aves.

Otras personas están leyendo

Aumento de la población

El mapache ha experimentado un auge poblacional en los últimos 60 años: de acuerdo con National Geographic, entre 1930 y 1980, la población de mapaches en Norteamérica aumentó quince veces. Gran parte de este crecimiento se atribuye al movimiento de los mapaches en los entornos urbanos. La concentración de las poblaciones de mapache en entornos urbanos se estima que es 20 veces la concentración rural. El hábitat proporciona una enorme cantidad de comida salvable y muchos escondites para el animal.

Distribución en América del Norte

El mapache es nativo de América del Norte. Son más comunes a lo largo de la costa este de los Estados Unidos, a pesar de que se pueden encontrar tan lejos al oeste como en Nebraska y Oklahoma. Algunas partes del sur de Canadá (en particular Ontario y Quebec) también tienen poblaciones de mapaches. Los mapaches se encuentran también en el Sur y en toda América Central. En el entorno no urbano, suelen vivir a lo largo de los grandes ríos y arroyos.

Hábitos alimentarios y hábitat

Los mapaches son omnívoros oportunistas y comerán tanto la vegetación y materia animal, según la disponibilidad. Su dieta varía mucho según su entorno, a pesar de que se basa en gran medida en las fuentes de agua para su alimentación. Frutas, verduras y frutos secos constituyen la base de su dieta. Además, se alimenta de insectos, pequeños peces y crustáceos (como los cangrejos) si están disponibles en su hábitat. En el medio urbano o suburbano, también se alimenta de desechos humanos, a menudo de lo que encuentra en los cubos de basura.

Guarida y hábitat

Al igual que sus hábitos alimenticios, el mapache es oportunista en sus comportamientos de vida: no crea su propia guarida, sino que se basará en el medio ambiente o madrigueras abandonadas de otros animales. Los mapaches requieren cuevas para sus crías y para descansar durante el día. En hábitats rurales, hacen sus guaridas en cualquier ubicación segura y pequeña; troncos caídos y los agujeros de los árboles son lugares comunes. En ambientes urbanos o aquellos con personas, puede hacer su hábitat en huecos de ventanas, áticos, sótanos y garajes.

Ciclo de vida y hábitat

Además de sus propias necesidades, el mapache requiere un hábitat seguro para sus crías. Durante los dos primeros meses de vida, las crías, generalmente nacidas en camadas de tres o cuatro, permanecer en la guarida. A partir de principios de verano, los jóvenes comienzan acompañar a la madre fuera de la madriguera para alimentarse. Aunque los mapaches no hibernan, se vuelven inactivos durante el invierno, descansando durante largos períodos en su hábitat, otra razón por la que necesitan un lugar seguro para vivir.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles