Hábitat de las orugas

Escrito por drew lichtenstein | Traducido por martín giovana
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Hábitat de las orugas
El hábitat de una oruga es determinada por sus necesidades alimenticias. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Las orugas son la larva o la forma inmadura de las mariposas y las polillas en el orden científico de los lepidópteros. Estas criaturas sin alas con forma de gusano se convierten en pupa con una piel externa resistente, llamada crisálida o capullo que las protege, ya que experimentan una metamorfosis para emerger en su forma adulta alada. Las mariposas pueden vivir en diferentes tipos de hábitats, tales como patios urbanos, zonas húmedas, en los bosques, desiertos, praderas y bosques lluviosos.

Otras personas están leyendo

Distribución general

Es imposible clasificar la condición ideal climática o geográfica para la supervivencia de la oruga. Entre las cerca de 200,000 especies de mariposas y polillas, hay adaptadas a casi todas las regiones del mundo. Están fuertemente asociadas con hábitats forestales ya que la mayoría se alimentan principalmente de hojas, pero pueden encontrarse en una amplia zona geográfica. Mientras que ciertas orugas pueden sobrevivir en condiciones árticas, son pocas los que sobreviven a las condiciones excesivamente frías de elevaciones superiores a 18,000 pies (5,486 m).

Dieta y hábitat

Durante la fase larvaria, la oruga dedica la mayor parte de su tiempo y energía para comer en la preparación para la metamorfosis. La necesidad de encontrar combustibles para esta importante transformación da su reputación de orugas voraces y plagas a veces destructivas. La dieta más común son las hojas de los árboles en florecimientos y plantas. Muchas son muy específicas sobre sobre sus alimentos favoritos, comen sólo las hojas de la planta en la que su madre puso sus huevos. Sin embargo el hábitat de la oruga se limita a las condiciones en las que crecen determinados tipos de vegetación.

Viviendas de hojas

Las orugas que viven en zonas con vegetación floreciente tienen una variedad de estrategias para convertir el follaje en un hábitat ideal. Algunas practican laminados de hojas, enrollando un borde de la hoja y sellándolo con una seda pegajosa para crear un tubo de protección que simultáneamente alimentará las larvas emergentes. Algunas especies, como la polilla Promethea, utiliza este método para convertirse en una pupa. Los miembros de la familia de la polilla tigre o Arctiidae, utilizan su seda para atar las hojas en una red que puede extenderse a través de las ramas. Otras orugas minan diminutos túneles a través de las hojas, escondiéndose dentro de estos espacios, ya que toman las que son ricas en clorofila.

Hábitat artificiales

Un hábitat cerrado para una oruga se puede hacer en un acuario o recipiente de plástico grande con agujeros para la ventilación. Los contenedores diseñados para mantenerlas y observarlas deben tener en cuenta las necesidades alimenticias de la especie en particular. La oruga común de Pascua cola de golondrina, por ejemplo, prefiere el cerezo negro, árbol tulipán, hojas de magnolia dulce y laurel. Colocar varios cortes de la planta huésped en una taza de agua proveerá de varios días de comida. El hábitat también debe incluir un sitio de pupación, que es una estructura en la que las orugas pueden formar su capullo o crisálida. Algunas construyen un colgante de crisálida y por lo tanto, prefieren un palo suspendido horizontalmente, mientras que otras se adhieren a la cara de un palo vertical. Investiga los hábitos y las necesidades de tu especie en particular a medida que construyes tu hábitat artificial.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles