Cómo hablar sin mover tus labios

Escrito por angela faustina kramer | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hablar sin mover tus labios
Aprende la ventriloquia. (Photodisc/Photodisc/Getty Images)

La ventriloquia o la habilidad de hablar sin mover abiertamente tus labios, es un talento que puede desarrollarse con la práctica. Se utiliza comúnmente para hacer que el sonido de la voz del hablante viniera de una fuente diferente, como un muñeco, títere o incluso una persona diferente. Los animadores profesionales como payasos y cómicos son conocidos por utilizar esta técnica en sus actos. También es un pasatiempo popular, de bajo costo en todo el mundo porque todo lo que necesitas es una voz y un espejo. Como muchos talentos, hablar sin mover los labios puede tomar semanas o meses en perfeccionarse.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Espejo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ponte cómodamente delante de un espejo para que puedas ver tu cara. Di una frase simple o rima, como "El conejo rabito se metió en su huequito" o "Buen día, ¿cómo estás?". Repite la frase hasta que te sientas cómodo manteniendo tu voz y rostro relajado mientras sólo mueves tus labios.

  2. 2

    Repite la misma frase con la boca ligeramente abierta, pero sin mover los labios. Abre la boca sólo lo suficientemente como para respirar. Asegúrate de que tus labios estén en una posición cómoda para sostener una pequeña sonrisa. Repite la frase en voz alta hasta que te sientas cómodo evitando que tus labios se muevan, sin concentrarte en la pronunciación y la enunciación de la frase.

  3. 3

    Repite la frase otra vez con la boca ligeramente abierta, los labios inmóviles y la punta de la lengua descansando detrás de tus dientes frontales superiores. Usa sonidos sustitutos de letras que son difíciles de pronunciar sin mover los labios; por ejemplo, cambia el sonido de la "B" por un sonido de "D", "F" por "Th", "M" para "N", "P" para "T", "Q" para "Koo", "V" para "Th" y "W" para "Ooh". Practica la sustitución de estos sonidos y juega con la inflexión de la palabra para hacer que las palabras problemáticas suenen normales.

  4. 4

    Repite distintas rimas infantiles y frases con tu boca en esta posición, practica cada frase hasta que su pronunciación y enunciación suene normal y relajada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles