Cómo hablar con un policía si te detiene

Escrito por ehow contributor | Traducido por tamara dayoub
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hablar con un policía si te detiene
Habla el policía si eres detenido.

Cómo hablar con un policía si te detiene. Existen pocas cosas más preocupantes que ver las luces de la policía en tu espejo retrovisor mientras te indica que te detengas. He estado en ambos lados de una detención en el tráfico, como conductor y como productor de "Cops". Nunca es una experiencia placentera, pero se puede manejar sin problemas con estos consejos.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Ponte en el lugar del policía. Lo más probable es que él o ella esté patrullando solo y tenga las mismas aprensiones que tú. Los policías son asesinados en detenciones todo el tiempo. Recuerda estos dos consejos más importantes; a la policía le gusta sentirse importante y la gente miente a la policía la mayoría de las veces.

  2. 2

    Detente en cuanto sea seguro hacerlo. No frenes en una curva o en una intersección. Apaga el motor. Actualmente, la mayoría de los policías prefieren que te quedes dentro del automóvil, así que hazlo, y mantén ambas manos sobre el volante. Si es de noche, enciende la luz del interior del automóvil. Se espera que entregues la licencia y el registro del automóvil, pero no la tengas preparada. Algunos policías lo tomaran como una admisión de culpa. Cuando se acerque a tu ventana, no te tiene que decir porqué te ha pedido que te detengas, pero la mayoría lo hará. Si no lo hace, es correcto preguntar de manera educada "¿Por qué me ha detenido?"

  3. 3

    Trata al policía con respeto pero sin "ser halagador". Ten más cuidado con los oficiales femeninos. Tienen que sobre-compensar. Sé respetuoso pero no amistoso de más. Nunca te refieras a un oficial de policía como "amigo", "compadre" sino "Señor", "oficial", "Señora" o "sargento" (si ves 3 rayas en su uniforme).

  4. 4

    No mientas. No discutas, pero no te condenes tú mismo. Si te preguntan "¿Sabes a qué velocidad ibas?" y tu respondes "A 90. Llego tarde al trabajo", definitivamente podrás esperar llegar aún más tarde. En vez, pregunta al oficial qué cree él. Probablemente puedas responder que no te diste cuenta de que ibas rápido y puedes disculparte. Si sigues de largo en un cartel de "Alto", y nunca lo habías hecho, menciona eso y dile que no te diste cuenta de que no habías llegado a frenar por completo. No confrontes al oficial. Si él se siente más importante dejándote ir que dándote una multa, quizás puedas simplemente seguir adelante sin problemas.

  5. 5

    Cuando te sea solicitado, busca tu billetera lentamente con una sola mano. Si está en la guantera, dile al oficial que la buscarás ahí. Recuerda que legalmente es obligatorio presentar el registro de conducir y el registro del vehículo mientras te identificas. El policía no tiene derecho de revisar tu automóvil a menos de que haya una razón para ello, como una botella de alcohol abierta sobre un asiento. Si el oficial te pregunta ¿está bien si reviso tu auto? Simplemente puedes responder que prefieres que no. La cuarta enmienda de la Constitución de Estados Unidos te protege en contra de búsquedas innecesarias e incautaciones. No combatas físicamente una búsqueda ilegal.

  6. 6

    Cuando se trata de manejar alcoholizado, recuerda que tú puedes ser tu peor enemigo. Las probabilidades de ser parado por la noche son abrumadoras. Si el oficial te pregunta si estabas bebiendo, responde diciéndole que es tarde y estás cansado. Si insisten con el tema, puedes rehusarte a responder educadamente, respondiendo "preferiría no decirlo". Recuerda que "todo lo que digas puede ser utilizado en tu contra". Si te ofrecen una prueba de alcoholismo y no has estado bebiendo, quizás quieras hacerla, pero no sonrías por el absurdo que eso representa, como bebí una vez luego de una sola copa de vino con la comida. Si tu sobriedad es mínima, nuevamente puedes negarte educadamente. No querrás darle a los oficiales evidencia para que utilicen en contra tuya. Si te dan la opción entre un examen de sangre y una de aliento, elige el del aliento. No es tan confiable.

  7. 7

    Finalmente, si recibes una multa, no ganas puntos por decir "gracias". Si tienes preguntas de último momento que puedan ayudar en tu defensa en la corte, pregúntalas en el momento. Una que se viene a la cabeza es si el oficial tiene o no un video de la detención. Otra es establecer la posición del oficial cuando el observó tu infracción. Ante una violación de una señal de detención, es más fácil determinar el movimiento a lo largo de un campo de vista que desde el frente hacia atrás, y puedes utilizar esa información en tu defensa, si es posible.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles