Cómo hablar con un profesor

Escrito por contributing writer | Traducido por vanina frickel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hablar con un profesor
Ve a las reuniones de padres. (http://www.flickr.com/photos/97708873@N00/2906486794)

La mayoría de nosotros tenemos recuerdos de la infancia de profesores severos e intimidatorios, y como padres, nos sentimos un poco nerviosos acerca de cómo solicitar una reunión de padres con el maestro. En función de tu experiencia, es posible que también te preocupes de que vayas a poner loco al profesor y que él, a su vez, transmitirá su frustración a tu niño. Sin embargo, la mayoría de los maestros anhelan participación de los padres, por lo que lo más probable sea que su reacción sea positiva si te acercas a la reunión de padres en la forma correcta. Prueba los pasos siguientes para mantener de tu lado al maestro de tu hijo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Haz una agenda. Organízate incluso antes de pedir una reunión de padres con los maestros. Decide lo que deseas cubrir, ya que el tiempo del maestro puede ser corto. Si estás confundido acerca de algo en el salón de clases, precisa tus preguntas específicas. Decide lo que necesitas hablar ahora y lo que puede esperar a otro momento. Y no sólo haz una lista de problemas de clase, asegúrate de anotar lo que sirve para tu hijo.

  2. 2

    Establece una hora. Este paso puede parecer básico, pero ganarás puntos extra si te acercas al proceso de programación de una manera considerada. En lugar de hacer tu solicitud de reunión en persona, envía una nota o un correo electrónico que le indique al maestro que te gustaría una reunión. Pide que te dé algunas horas que sean convenientes para él. Enviar una nota en vez de preguntar en persona le da tiempo al profesor para pensar. De esta forma, no se siente presionado a ofrecerte un espacio de tiempo corto entre las lecciones. Sin la presión de una solicitud cara a cara, el profesor puede planificar su tiempo limitado para que obtengas más de él.

  3. 3

    Sé puntual y ve preparado. Los maestros están ocupados. Mientras que aprecian la participación de los padres, no tienen tiempo que perder con gente que no se puede levantar temprano de la cama. Ten a mano tu lista de preocupaciones. Incluye una lista de las cosas que te gustan de las estrategias de enseñanza en el aula. Tome un bolígrafo, un poco de papel y tu calendario. También lleva contigo muestras de las tareas que le ocasionan problemas a tu hijo. Ten en cuenta algunas sugerencias sobre cómo resolver los problemas de clase, o las cosas que puedes hacer para ayudar.

  4. 4

    Revisa tu actitud en la puerta. No irías a la oficina de tu jefe con una lista de quejas y demandas. Maneja tus reuniones de la escuela de manera similar. En primer lugar, agradece al profesor por reunirse contigo y elogia algo sobre su trabajo. Entonces, dile al maestro con una voz tranquila y neutral cuáles crees que son los problemas. Recuerda que en los problemas de la escuela intervienen dos personas: el maestro y el niño. Debes estar preparado para decirle al maestro cuáles son las cosas que tu hijo puede ser capaz de cambiar.

  5. 5

    Propón soluciones y haz un plan. Después de considerar las recomendaciones del maestro, pregunta cómo puedes ayudar a hacer que las cosas se hagan. Pregunta cómo cada uno monitoreará el aprendizaje de tu hijo. No te olvides de planificar las futuras conferencias de padres y maestros, y acuerda un plan de comunicación. Hacia el final de la reunión, recuerda al maestro aquellas cosas que te parecen funcionan en el aula. Por último, promete trabajar con el maestro como un equipo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles