¿Puedo hacerme más daño al caminar con una rotura de ligamentos?

Escrito por cindy hamilton | Traducido por gabriela nungaray
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Puedo hacerme más daño al caminar con una rotura de ligamentos?
Las lesiones ACL son dolorosas, especialmente cuando tratas de hacer ejercicio. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

El ACL es un ligamento, que es una tira de tejido conectivo blando, pero firme. Sin él y otros tres ligamentos, no podrías estar de pie ni moverte sin ayuda. Cada año, alrededor de 200.000 lesiones del ACL ocurren en Estados Unidos, según informa un artículo de 2005 en la revista Elsevier. Tienes que conocer cuáles son las mejores maneras de prevenir y tratar las lesiones del ACL y esto incluye la cuestión de si caminar con una rotura de ligamentos puede agravar la lesión original.

Otras personas están leyendo

Una lección de anatomía

De acuerdo con el artículo "Anatomía del ligamento cruzado anterior" (Anatomy of the Anterior Cruciate Ligament) de la revista Elsevier, los cuatro huesos más largos, más grandes y fuertes en nuestro cuerpo son el fémur (hueso del muslo), la tibia y el peroné (huesos debajo de la rodilla) y la rótula. El ACL es uno de los cuatro ligamentos que conectan la parte superior de los huesos inferiores de la pierna y la rodilla para mantenerla intacta y funcionando bien. Las personas activas que participan en deportes extenuantes son consideradas de alto riesgo de sufrir lesiones del ACL. Pero, sorprendentemente, sólo un tercio de las lesiones están relacionadas con el contacto o la colisión con otras personas o jugadores. Casi el 70 por ciento se deben a movimientos bruscos de torsión. La mitad de las lesiones implican no sólo el ACL también otros ligamentos y partes de la articulación de la rodilla.

Desgarramiento y rotura

La lesión del ACL puede tomar la forma de un pequeño desgarro que hace que el ligamento sangre y la rodilla se hinche. La persona afectada puede sentirse inestable, desequilibrada, con la rodilla a punto de ceder. En el extremo, el ligamento en realidad puede romperse o chasquear. En ambos casos, el herido debe buscar ayuda profesional para detener el dolor y prevenir más daños en el ligamento cruzado anterior si la lesión no es tratada o tratada incorrectamente. El objetivo a largo plazo del tratamiento es restaurar la rodilla a su estado previo a la lesión o tan cerca a ello como sea posible.

Primeros auxilios para lesiones del ACL

Para los primeros auxilios, los médicos suelen recomendar reposo, hielo, compresión por vendajes y elevación de los pies. Caminar puede ser difícil en los primeros días después de la lesión y puede que tengas que usar muletas y otras ayudas para caminar. El Instituto Nacional de Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel recomienda ejercicios de rango de movimiento que implican movimientos de estiramiento suaves y regulares, así como ejercicios que mejoran la fuerza muscular y el ejercicio aeróbico para mantener el corazón sano y el peso bajo.

Caminar y lesión del ACL

La actividad de caminar no debería causar ningún daño adicional si sientes menos dolor, si has recuperado el sentido del equilibrio, mantienes un ritmo constante y regular y evitas los movimientos bruscos de torsión que causaron la lesión en primer lugar. Lo mejor es consultar a tu médico. La mayoría de los médicos animan a los pacientes de ACL a caminar y a hacer ejercicio tan pronto como les sea posible después de la lesión, sobre todo si es relativamente menor.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles