Cómo hacerse pescetariano

Escrito por traci shoblom | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacerse pescetariano

Un pescetariano es una persona que se abstiene de comer animales terrestres y aves, pero que incluye en su dieta pescado, moluscos y crustáceos, además de frutas, verduras, plantas, legumbres, frutos secos y cereales. Se trata de una forma común de vegetarianismo y suele ser considerada una dieta muy saludable. También puede verse como un peldaño más hacia el vegetarianismo completo. Los pescetarianos disfrutan de una serie de alimentos ricos en proteínas, bajos en grasas y con un alto contenido en aceite de pescado; es en este aceite donde se encuentran los ácidos grasos omega-3 (las "grasas buenas" que reducen la inflamación). Si deseas hacerte pescetariano, solo tienes que seguir estos pasos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Libros de cocina o revistas de recetas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo hacerse pescetariano

  1. 1

    Haz una lista de todos aquellos alimentos que provengan del mar y que estén entre tus favoritos. Verás cómo te sorprende su número.

  2. 2

    Lee con detenimiento las recetas que encontrarás en revistas y libros de cocina, y busca nuevos platos que desees probar. No vayas a pensar que tienes que ir directamente al sushi; ¡el guiso de atún que tu madre solía hacer es una receta pescetariana!

  3. 3

    Ve sustituyendo poco a poco las recetas elaboradas con carnes rojas y de aves por otras vegetarianas o pescetarianas. Por ejemplo, una hamburguesa puede ser reemplazada por un filete de atún a la plancha. Disfruta de los tacos de pescado y deja a un lado la carne picada. Hoy en día, en casi cualquier restaurante podrás encontrar comida pescetariana.

  4. 4

    Elimina por completo de tu dieta la carne roja y la de ave. Come pescado y marisco dos veces por semana y sigue una dieta vegetariana el resto del tiempo. Felicidades, ¡ya eres pescetariano!

Consejos y advertencias

  • Comer demasiado pescado y marisco puede hacer que la cantidad de mercurio de tu dieta se eleve hasta niveles insalubres. La FDA-Food and Drug Administration (Organismo para el Control de Alimentos y Medicamentos) y la EPA-Environmental Protection Agency (Agencia para la Protección del Medio Ambiente) ofrecen estas recomendaciones para evitar el envenenamiento por mercurio:
  • Prácticamente en todos los pescados y mariscos se encuentran rastros de mercurio. Para la mayoría de la gente, esto no supone un riesgo para su salud. Sin embargo, algunos pescados y mariscos contienen altos niveles de mercurio que pueden perjudicar el desarrollo del sistema nervioso en el feto y en los niños pequeños. El riesgo que supone la presencia de mercurio en estos alimentos va a depender de la cantidad que se coma y de los niveles que contengan de dicho metal. No obstante, la FDA y la EPA recomiendan a las mujeres que puedan quedarse embarazadas, a las que ya lo están, a las madres lactantes y a los niños pequeños evitar algunos tipos de pescado y comer solo aquellos con bajos niveles de mercurio.
  • Siguiendo estas tres recomendaciones para seleccionar y comer pescado o marisco, las mujeres y los niños pequeños podrán disfrutar de los beneficios de comer pescados y mariscos, y tendrán la garantía de haber reducido su exposición a los efectos perniciosos del mercurio.
  • No comas tiburón, pez espada, caballa o blanquillo, porque contienen altos niveles de mercurio.
  • Puedes comer hasta 12 onzas o 340 g (dos platos regulares) a la semana de una variedad de pescados y mariscos bajos en mercurio.
  • Cinco de los pescados y mariscos más consumidos que, además, son bajos en mercurio son: los camarones, el atún claro enlatado, el salmón, el abadejo y el bagre.
  • El bonito del norte o atún blanco, que es otro pescado muy consumido, contiene más mercurio que el atún claro enlatado. Así que cuando elijas tus dos comidas de pescado o marisco semanales, ten en cuenta que podrás comer hasta seis onzas o 170 g (una comida regular) de bonito.
  • Consulta las recomendaciones locales sobre la seguridad del pescado que haya sido capturado por familiares y amigos en los lagos, ríos y zonas costeras de tu localidad. Si no hay ninguna información disponible, puedes comer hasta seis onzas (170 g) por semana del pescado que provenga de las aguas locales, pero no consumas más pescado durante esa semana.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles