Estoy haciendo ejercicio y reduciendo el consumo de calorías, pero no pierdo peso

Escrito por lynne sheldon | Traducido por mariana nonino
Estoy haciendo ejercicio y reduciendo el consumo de calorías, pero no pierdo peso

Comer muy poco puede hacer que tu cuerpo almacene calorías en lugar de quemarlas.

Comstock Images/Comstock/Getty Images

Eliminaste las calorías adicionales y has empezado a ir al gimnasio casi todos los días, pero aún así parece que no bajas de peso. Podría ser que no quemas suficiente con tus entrenamientos, que no comes lo suficiente o que los factores emocionales están jugándote en contra y están deteniendo tus esfuerzos para perder peso. Consulta a un médico para reevaluar tus hábitos y hacer los cambios necesarios para mejorar tu salud y perder esos kilos.

Otras personas están leyendo

No haces suficiente ejercicio

Para mantener el peso y la salud cardiovascular, necesitarás hacer ejercicio por lo menos 30 minutos tres días a la semana. Pero si estás tratando de perder peso, es posible que necesites hacer ejercicio durante una hora o más en la mayoría de los días. Esto significa trabajar a un ritmo de moderado a vigoroso e incluir tanto actividades cardiovasculares, como de entrenamiento de fuerza para construir el músculo y eliminar la grasa. Si has estado trabajando desde hace algún tiempo y no ves resultados, prueba aumentar la intensidad de tu rutina o la adición de 15 minutos para quemar más calorías.

No comes lo suficiente

Para perder peso, necesitas quemar más calorías de las que ingieres, pero comer muy poco puede tener efectos adversos. Saltarse las comidas y reducir drásticamente las calorías puede obligar a tu cuerpo a almacenar en vez de quemarlas, por lo que es difícil deshacerse de ese exceso de grasa. No debes consumir menos de 1200 calorías al día si eres mujer o 1500 si eres un hombre. También trata de comer comidas pequeñas con frecuencia durante el día para mantener tu metabolismo funcionando y ayudar a prevenir que sientas demasiada hambre.

El estrés y el sueño

Tu actitud, estado de ánimo y hábitos de dormir pueden incluso afectar tu capacidad para bajar de peso. El estrés, el aburrimiento y la frustración pueden hacer que comas en exceso, aflojas en tus entrenamientos y de otra manera causar estragos en tu cintura. No dormir lo suficiente puede afectar negativamente tu peso, ya que la cantidad de sueño que consigues puede tener un impacto directo sobre las hormonas que regulan el apetito. Trata de meditar o hacer yoga para calmar los nervios y hacer ejercicio al mismo tiempo, y tratar de dormir de siete a nueve horas cada noche.

Consideraciones adicionales

Si has estado tratando de perder peso durante unas semanas sin resultados, consulta a un médico. Puedes tener una enfermedad subyacente que te impide hacerlo. Sin embargo, también puede ser necesario tener en cuenta que tu cuerpo quizás ya llegó a tu peso adecuado y tratar de perder más puede ser poco realista y poco saludable. Tu médico puede ayudarte a determinar tu peso corporal ideal, así como darte sugerencias sobre cómo bajar más kilos si es necesario.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media