Salud

Hay una pequeña cantidad de secreción de sangre en el oído de mi hijo

Escrito por regan hennessy | Traducido por claudia caceres
Hay una pequeña cantidad de secreción de sangre en el oído de mi hijo

La secreción con sangre puede ser un síntoma de un problema subyacente en el oído.

BananaStock/BananaStock/Getty Images

Al no buscar el tratamiento adecuado para el drenaje teñido de sangre proveniente de oído de tu hijo podrías dar lugar a diversas complicaciones, incluyendo la pérdida de la audición. Llamada otorrea en los círculos médicos, la secreción del oído se produce cuando la sangre, pus, líquido o cera se drena desde el oído de tu hijo. Aunque una pequeña cantidad de secreción en el oído teñida de sangre podría no ser significativa, podría ser un signo de un problema de oído que puede ser grave, especialmente en los niños pequeños y personas con un historial de problemas del oído.

Causas

La secreción con sangre en el oído de tu niño viene del oído externo o medio y puede deberse a causas múltiples, incluyendo irritación tópica o un tímpano perforado. La piel que recubre el conducto auditivo es muy sensible y fácil de herir; una mancha de secreción sanguinolenta podría ocurrir si un cuerpo extraño, como un bastoncillo de algodón o un capuchón de una pluma, causan lesiones o raspaduras a esta delicada piel. Del mismo modo, el drenaje teñido de sangre podría resultar de una ruptura del tímpano, lo que ocurre con una infección en el oído medio, que provoca presión y desgarra la membrana timpánica.

Síntomas

Dependiendo de la causa, un niño con secreción con sangre a menudo experimenta otros síntomas que indican un problema del oído subyacente. Dolor, sensibilidad y comezón podría acompañar a un canal del oído rasgado, especialmente si el rasguño se convierte en una infección del oído externo. El dolor resultante de este tipo de infección normalmente empeora si tiras suavemente del lóbulo del oído de tu hijo, y el canal auditivo puede aparecer hinchado o rojo si miras dentro del oído. La irritabilidad extrema, llanto y un dolor punzante del oído, así como la pérdida parcial de la audición y la aparición de un zumbido, a menudo se producen justo antes de que un tímpano se rompa.

Diagnóstico y tratamiento

Habla con tu pediatra tan pronto como notes secreción con sangre procedente de la oreja de tu hijo, especialmente si él es menor de dos años o tiene tubos auditivos. El médico va a eliminar la secreción manualmente y podría tomar una muestra de la misma para las pruebas de laboratorio, en función de los síntomas y antecedentes clínicos. Una vez que el canal auditivo esté limpio, el pediatra normalmente examinará el oído para determinar el origen del drenaje. Dependiendo de los resultados del examen físico, las posibles opciones de tratamiento incluyen analgésicos tópicos y antibióticos orales o tópicos.

Consideraciones

En muchos casos, las pequeñas motas de secreción con sangre provienen de una limpieza del oído demasiado agresiva, por lo general con un hisopo de algodón. Evita que estas abrasiones accidentales se produzcan de nuevo dejando de insertar un hisopo con punta de algodón o cualquier otro objeto afilado en el canal auditivo de tu hijo. No sólo estos hisopos aumentan las posibilidades de que tu hijo sufra un raspón del canal, sino también podrías empujar el cerumen más atrás en el canal. En cambio, limpia el cerumen visible desde la parte externa de la oreja con un paño húmedo o una toalla de papel.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media