Haz tu misma la manicura

Escrito por jessica reed | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Introducción
  • Introducción

    Haz tu misma la manicura

    El esmalte de uñas, una vez fue símbolo de la realeza, ahora está disponible para las masas y siempre con estilo. Encontraste un tono impresionante que está prácticamente gritando tu nombre, pero ¿cómo volver una aburrida manicura casera en el trabajo de un profesional? No hay necesidad de que gastes tu dinero en una visita de salón. Tómate 15 minutos para mimar a tus uñas, y tendrás un color duradero que se mantendrá firme durante todo el día.

    (Elizabeth Hachem/Lifesize/Getty Images)

  • 1 / 4

    Limpia esas cutículas

    Las cutículas pueden proteger las uñas, pero cuando quieres dar una nueva pasada de capa de esmalte, no hacen nada, pero interponen tu camino. Ablanda las cutículas para encantadores resultados sin el riesgo de recorte, que puede conducir a infecciones. Comienza por dejar que tus dedos tengan un relajante baño en un recipiente con agua tibia durante cinco minutos, o hasta que tus cutículas sean agradables y suaves. Pasa un poco de crema para cutículas y empújalas hacia atrás con un palito de naranjo. Deja secar tus manos, y tendrás una superficie lisa y brillante para trabajar. Para una súper limpieza y un aspecto suave, pule las uñas antes de aplicar la capa base.

  • 2 / 4

    Crea una base sin defectos

    Para evitar desagradables rayas y abolladuras en tu esmalte, comienza con una capa de base transparente. Es tentador saltarse este paso, pero tómate el tiempo para pasar una fina capa, la manicura podrá pasar de aburrida a hermosa en tan sólo dos o tres minutos más. Deja la capa delgada, dale el tiempo para que se seque rápido y mantén las manos quietas hasta que estés segura de que la capa base es tan dura como una roca. Si añades el esmalte demasiado pronto, tu sólido color se parecerá más a un remolino desordenado.

  • 3 / 4

    Resaltar el color

    Una vez que tu capa base se seque, pasarás a la mejor parte de la manicura: ¡la adición de color! Elige un tono halagador con un acabado mate para el trabajo o un evento formal, o dale vida a tu estilo con los colores de neón o esmaltes brillosos. Si bien es tentador relajarse y pintarse las uñas, mientras estás tirada en el sofá, conseguirás resultados dignos de salón de belleza cuando te sientes con la espalda recta con la mano plana sobre una mesa. Mantén la brocha en la mitad del mango y pinta la uña con tres golpes rápidos: uno en el centro, uno a la izquierda y la derecha. Humedece un hisopo de algodón para remover el esmalte de uñas y limpia las gotas perdidas en la piel antes de pasar a la siguiente uña.

  • 4 / 4

    Acabado

    Espera cinco a 10 minutos antes de comenzar con la capa superior para asegurar que tu color de uñas haya tenido tiempo para endurecerse. Es tentador soplar las uñas, o incluso secarlas con el secador de pelo, pero deja que la naturaleza siga su curso. Soplar aire sobre las uñas puede crear burbujas y manchas irregulares. Piensa en esto como un tiempo muy necesario para recargarte para fabuloso día por delante. Cuando se seque el esmalte, agrega una capa fina y clara en la parte superior para fijarlo en su lugar. Una vez que está seco, las uñas están listas para abrir cualquier lata de refresco, rayar páginas de notas y hacer frente al lavado de los platos, sin que el color del esmalte salte lejos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles