Haz tú misma un respaldo de cama de madera rústica

Escrito por amanda bell | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Haz tú misma un respaldo de cama de madera rústica
Esta puerta vieja puede convertirse en un excelente respaldo de madera rústica. (Andy Sotiriou/Photodisc/Getty Images)

Un respaldo de cama de madera rústica puede dar encanto y calidez a cualquier dormitorio, y fácilmente puedes hacer uno con madera recuperada. Usa una pieza de madera que ya esté envejecida, como un viejo revestimiento de granero o postigos de madera, para este respaldo casero. También puedes envejecer un trozo de madera con papel de lija y objetos pesados para dar carácter al respaldo y a tu cama.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una cinta métrica
  • Una sierra
  • Un papel de lija
  • Decapante líquido
  • Pegamento para madera
  • Tapaporos para madera
  • Un trapo
  • Imprimador
  • Pintura
  • Pinceles

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ve a una chatarrería para encontrar una pieza de madera adecuada para tu respaldo. Las puertas viejas son ideales, aunque cualquier pieza sólida de madera, como roble, arce o caoba, es adecuada. Si la madera tiene paneles, asegúrate de que todas las secciones estén parejas. Una pieza de 76 pulgadas (1,90 m) de ancho funcionará para una cama desde tamaño king a pequeña, ya que se puede cortar para que se adecue a una queen, doble o gemela.

  2. 2

    Mide la pieza de madera y delinea el tamaño de respaldo que necesitas, asegurándote de que cada panel esté parejo a ambos lados. Una cama tamaño king por lo general necesita un respaldo de 76 pulgadas (1,90 m) de ancho, mientras que una queen o doble necesitarán uno de 60 pulgadas (1,50 m). Mide el ancho de tu cama para determinar lo grande o pequeño que debe ser. Corta la madera con una sierra circular.

  3. 3

    Repara la madera si es necesario. Para las mellas o agujeros grandes, puedes mezclar el aserrín que acumulaste al cortar la madera con pegamento para emparcharlos. Si no tuviste que cortar la madera, puedes arreglar los agujeros con tapaporos, que puedes encontrar en la mayoría de las ferreterías.

  4. 4

    Si lo deseas, retira el acabado que tiene la madera, o puedes dejarlo como está para tener una cabecera rústica de forma más fácil. Puedes retirar la pintura con un decapante líquido, que encuentras en ferreterías, y alisar la superficie de la madera con una lija.

  5. 5

    Limpia la madera con un trapo húmedo para quitar el polvillo o suciedad y deja secar. Séllala con sellador para interior o lustre para muebles. También puedes pintar la madera aplicando un imprimador y luego de dos a tres capas de tu color preferido.

  6. 6

    Envejece la madera. Puedes hacerlo lijando ciertas zonas o usando cadenas o un mazo para mellar la madera. Si vas a trabajar con una puerta vieja o pieza de madera de un edificio o mueble, este paso puede no ser necesario para lograr el estilo rústico deseado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles