Haz tú mismo un molinillo para harina

Escrito por ken hamilton | Traducido por aldana avale
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Haz tú mismo un molinillo para harina
Hacer tu propia harina le dará a tu pan un sabor fresco. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

Los molinillos o molinos para harina pueden ser muy caros, especialmente si tú simplemente quieres hacer pan con tu propia harina para ahorrar dinero. Existen alternativas para comprar un molino de harina dedicado, la mayoría de los cuales se pueden crear rehaciendo algunas herramientas de cocina existentes. Hacer tu propia harina a partir de tus propios granos seleccionados le da a tu pan casero un toque más auténtico y fresco. Puedes optar por hacer tu propio molinillo desde cero o modificar un rodillo de pasta para tener una ventaja.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una máquina de pasta manual
  • Dos tablas de madera
  • Un lápiz o marcador
  • Un cubo de plástico para servir como cuenca vertiente
  • Una botella de gaseosa de 2 litros, vacía y limpia
  • Una sierra
  • Una cinta de doble cara
  • Una tijera
  • Una lima o papel de lija

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Desarma la máquina de hacer pasta. Quita los dos cilindros que la presionan desatornillando los pernos de los tubos a los que están unidos. Estos cilindros son suaves, pero un molino para harina necesita una superficie áspera para presionar y aplastar el grano y convertirlo en polvo. Lija la porción externa del cilindro con una lima o papel de lija para hacer que la superficie quede más áspera. Una vez hecho esto, vuelve a armar la máquina de hacer pasta, asegurándote de que la superficie áspera quede mirando hacia afuera.

  2. 2

    Posiciona la cuenca vertiente. Coloca la máquina de hacer pasta en la parte superior de la tabla de madera y traza el contorno con un marcador o un lápiz. Corta esta forma con una sierra, dejando toda la forma de la máquina de pasta en el medio. Ubica el cubo sobre la tabla y traza el contorno del mismo sobre la misma tabla de madera. Corta los bordes de la misma, lo que hará que la tabla quepa de forma ajustada sobre el cubo.

  3. 3

    Afianza la máquina de hacer pasta sobre la tabla con la abrazadera de la misma. En este caso, la tabla será tu mesada sustituta en lugar de la mesada de tu cocina.

  4. 4

    Instala la botella de gaseosa. Consigue una botella de gaseosa limpia y corta la parte inferior de la misma con una tijera afilada. Simplemente debes cortar 2 pulgadas (5 cm) desde la parte inferior de la botella para conservar la forma cilíndrica. Coloca la botella en la parte superior de la otra tabla de madera, traza su forma y corta el orificio según su tamaño. Coloca la botella al revés y dentro del orificio, pégala a la tabla con una cinta de doble cara. La harina ahora lucirá como que hay un embudo de entrada en la parte superior de la botella de gaseosa y hay un cubo vertiente de la harina molida en la parte inferior.

  5. 5

    Prueba tu creación consiguiendo algunos granos. Colócalos por la botella de gaseosa y muélelos con el rollo de la máquina de hacer pasta. Observa cómo muele finamente el grano. Quizás tengas que pasar los granos varias veces por el molino para alcanzar la suavidad deseada para hacer harina.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles