Haz tú mismo plantillas para zapatos

Escrito por dan ketchum | Traducido por cp mérida
Haz tú mismo plantillas para zapatos

Hay plantillas que hacen a tus zapatos cómodos.

shoe image by jeancliclac from Fotolia.com

Tienes el zapato perfecto, es elegante, combina con todo, el tacón es de la altura justa. Por desgracia, es el zapato más incómodo que te has calzado. Se frota en los lugares menos deseados, y para el final de la noche, sientes los pies como si hubieran sido maltratados y golpeados. No te rindas todavía, hay plantillas diseñadas para este propósito exacto. Lo creas o no, es fácil de hacer tus propias plantillas. Simplemente mantén los materiales a mano para las inserciones de calzado rápidas y fáciles que tu mismo harás.

Otras personas están leyendo

Plantilla

Si tienes que permanecer de pie por mucho tiempo, te ayudará a hacer una inserción de zapatos para toda la plantilla. Para ello, retire la plantilla del zapato. Por lo general, se desliza fácil de la zapatilla, pero si se pegan a ella, puede que tengas que tirar de la plantilla para despegarla de la cola. Si usted hace esto, siempre se puede pegar la parte posterior de la plantilla cuando haya terminado. Trace la plantilla sobre un trozo de material blando, tal como espuma o material de relleno. Corta la tela y pegamento en la parte superior de la plantilla en el zapato. El uso de lana u otro material caliente, difusa en la plantilla para dar calor también.

Arco

A menudo, una de las zonas más incómodas del zapato está en la planta del pie, especialmente si estás usando tacones. Para aliviar parte de la incomodidad, crea el relleno para el arco de tu pie. Compra espuma gruesa de una tienda de artesanía o tienda de telas. Querrás que la espuma sea amortiguada, sin embargo, no querrás que sea tan gruesa que ocupe demasiado espacio en tu zapato. Trata de mantener el grueso de aproximadamente ¼ de pulgada (0,6 cm), o más delgada, si los zapatos te calzan muy apretados. Quita la plantilla del zapato, y traza la mitad superior de la zapatilla en la esponja. Recorta la plantilla y pégala en el zapato, donde el arco de tu pie se acomoda. Para tener una idea mejor de dónde colocar la pieza, aplica un pequeño punto de tinta fresca en el pie, y colócalo en el zapato, lo que hará una marca en la plantilla.

Talón

Una de las mayores incomodidades en los zapatos es cuando la parte trasera del zapato roza el talón y crea ampollas. Esto se puede evitar fácilmente mediante una plantilla de zapato que puedas ajustar en esa sección del zapato para detener la irritación. Usa un pedazo de esponja, y corta una tira delgada que se quede en el interior del talón del zapato. Utiliza pegamento o una pistola de pegamento caliente para fijarlo en su lugar, y te sorprenderás del alivio que sentirás de inmediato.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media