Hogar

Cómo hacer organizadores para los estantes de la despensa de la cocina

Escrito por kate sheridan | Traducido por frances criquet
Cómo hacer organizadores para los estantes de la despensa de la cocina

Pon tus conservas caseras en su propio estante de la despensa.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La despensa de la cocina es el lugar central de almacenamiento para tus alimentos y productos básicos. Puede ser un armario especialmente diseñado para almacenar alimentos, un gabinete para alimentos envasados y no perecederos, o un arcón que guarda artículos envasados en casa y raciones de emergencia. El concepto de despensa abarca una variedad de opciones, lo que hace que organizar tus estantes sea un desafío. En vez de comprar caras unidades de almacenamiento y organización de estantes, busca a tu alrededor maneras baratas y funcionales de mantener organizada tu despensa.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Un zapatero para colgar de la puerta
  • Unas pequeñas cestas de plástico apilables
  • Unas cinta de enmascarar
  • Un rotulador indeleble
  • Un pequeño baúl
  • Unos cajones de manzanas
  • Unas cestas de media fanega
  • Unas pequeñas cestas tejidas sin asas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Asigna una categoría a la mayoría de los estantes de la despensa de tu cocina, como alimentos para el desayuno, frutas y vegetales o ingredientes para la cena. Pon todas tus conservas caseras en un mismo estante.

  2. 2

    Cuelga un zapatero de la puerta de tu despensa. Utiliza los bolsillos para guardar pequeños artículos como cajas de gelatina y frascos de condimentos.

  3. 3

    Reserva un estante para canastas de comidas completas. Llena pequeñas canastas individuales apilables con los ingredientes para una comida familiar de emergencia completa. Por ejemplo, en una canasta coloca una lata grande de sopa de tomates, un envase de albahaca, galletas de soda y un paquete de queso que no requiera refrigeración. Otra canasta podría tener salsa, fideos espagueti y queso parmesano. Una tercera podría guardar varias latas de atún o pollo enlatado, un frasco de mayonesa, sal de apio y una caja de galletas. Etiqueta cada canasta con la comida y la fecha de almacenamiento.

  4. 4

    Utiliza canastas de media fanega para organizar los alimentos básicos no perecederos como arroz, frijoles, pasta y fideos chinos. Utiliza cinta de enmascarar para etiquetar cada frasco con el contenido y la fecha de almacenamiento.

  5. 5

    Guarda tus paños de cocina y esponjas de repuesto, limpiadores y cepillos en un pequeño baúl decorativo. Colócalo en el piso o bajo la mesa de la cocina o encimera.

  6. 6

    Almacena tus patatas y cebollas en cajas de manzanas. Éstas pueden apilarse en el piso en un sitio fresco y seco.

  7. 7

    Busca canastillas sin asas en tiendas de segunda mano y mercadillos de pulgas. Llena las canastas con pequeños paquetes de condimentos, sal, pimienta, servilletas y salsas para tacos y de rábano picante de las tiendas de comidas rápidas.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media