Hazlo tú misma: faciales

Escrito por reagan alexander | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

Cuidado de la piel y la máscara facial hecha en casa

Hazlo tú misma: faciales
Conseguir esa apariencia de recién salida del spa puede que no esté más lejos que en tu refrigerador. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

"Algo que yo hago y recomiendo a todos mis clientes es usar máscaras faciales a diario y generalmente tu refrigerador es la mejor fuente de un cuidado de la piel natural".

— Vera Kantor, experta en la piel y dueña del Spa Verabella, en Beverly Hills, California

Sólo tienes una cara. Aunque los representantes de las ciencias médicas modernas pueden diferir, para la amplia mayoría de nosotros, la cara con la que nos vamos a dormir es el mismo maravillosamente original y distintivo rostro con el que nos despertaremos mañana tras mañana, así que es nuestro deber cuidar de él. La humectamos y aplicamos copiosas cantidades de protector solar, pero nuestras caras están en las líneas frontales, sometidas no sólo a los elementos de la naturaleza y de nuestro estilo de vida, pero también a nuestras emociones. Una máscara facial es la mejor manera de mimar y proteger nuestras caras, pero en estos días una visita semanal al spa parece tan improbable como una vacaciones familiares en la luna. Afortunadamente para nosotros y nuestros rostros, los ingredientes de una suavizante máscara facial rápida y fácil que puedes hacer tú misma generalmente no están más lejos que en nuestras cocinas. Y hay pasos adicionales que podemos tomar para mantener nuestra piel lo más joven posible.

El daño causado por tu estilo de vida

Hazlo tú misma: faciales
Al implementar cambios apropiados en tu estilo de vida puedes mejorar la salud y apariencia de tu piel. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

No sólo el sol o los átomos llamados radicales libres son los que causan el abatimiento diario que reciben nuestras caras. La manera en la que llevamos nuestras vidas, las sonrisas como las lágrimas, contribuyen enormemente a lo que le sucede a nuestra piel, que comúnmente olvidamos que es uno de los órganos de nuestro cuerpo.

"El peor error que la gente hace con su piel son elecciones pobres en su estilo de vida", dice el doctor Harold A. Lancer, de Dermatología Lancer en Beverly Hills, California. "Elecciones pobres de la dieta, falta de ejercicio, la inhabilidad de manejar estrés, la exposición a toxinas, el exceso en el uso de alcohol y tabaco todos contribuyen a las fallas en la piel, así como los pobres hábitos de sueño".

No podemos detener el tiempo y la noción de una Fuente de la Juventud va mejor en una película de Disney, pero simples cambios pueden alterar el efecto que tenemos sobre nuestra piel. Llámalo el "facial del estilo de vida".

"Si se implementan cambios apropiados en el estilo de vida y se usa un cuidado casero, puede que no necesites recurrir a procedimientos clínicos invasivos que pueden terminar siendo una pérdida de tiempo, energía y dinero", dice Lancer. "La mejor manera en la que le puedes dar a tu piel un estiramiento es mantenerla hidratada, lo que significa incrementar la cantidad de agua que consumes, y disminuir tu ingesta de sal".

Los beneficios de una máscara facial casera

Hazlo tú misma: faciales
Darle un cuidado casero a tu piel es crítico en el proceso de reparación y mantención de una piel saludable. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

Una máscara facial no se trata sólo de mimarte, sino también de rejuvenecer tu piel que sufre los efectos diarios de los elementos de la naturaleza y del reloj en cuenta regresiva, incluso si es sólo la segunda aguja. Debido a los límites de tiempo y dinero, los viajes regulares al salón de belleza son una extravagancia que no podemos costear, pero incluso los expertos concuerdan en que el cuidado de la piel comienza en casa.

"El cuidado diario es increíblemente importante para mantener una piel saludable y resplandeciente", dice la expera en piel Vera Kantor. "Algo que yo misma hago y recomiendo a todos mis clientes es usar una máscara facial a diario. Comúnmente tu refrigerador es tu mejor fuente para un cuidado de la piel suficientemente bueno para adoptar".

Sorpresivamente, los elementos de un desayuno saludable funcionan muy bien cuando se trata de mejorar la apariencia y sensación de tu piel.

"Me gusta usar artículos como huevos, yogurt, fresas y pepinos", dice Kantor, del centro de Terapia de la Piel Verabella en Beverly Hills, California. "Aplico distintas máscaras todas las mañanas desde cuando lavo y tonifico mi cara hasta antes de beber mi café matutino".

Para aquellas que se inclinan más por un tratamiento vespertino, Lancer puede darte muchas recetas para máscaras caseras que suenan lo suficientemente deliciosas para verter sobre un pocillo de hojas frescas.

"Puedes hacer una máscara casera con calabacín amarillo pulverizado y jugo orgánico puro de granada, que ayudará a la piel dañada por el sol", dice Lancer. "El aceite de oliva con una lima recién exprimida puede ser un tonificador efectivo, mientras el aceite de las semillas de uva puede ser usado como un limpiador facial simple y puro".

Aunque suenen muy deliciosos, para el cuidado de la piel, es mejor que estos ingredientes vayan en tu cara y no en tu boca.

"El calabacín amarillo es un aditivo de uso tópico de baja acidez, no irritante y calmante para la piel que ayuda a incrementar la retención para una hidratación normal en las capas de la dermis y la epidermis", indica Lancer. "Y cuando se agrega granada a los productos de máscaras faciales, generalmente ayudará a reducir el tamaño de los poros".

Él también promociona los beneficios que la piel recibe al hacer tu tarea.

"Los tratamientos de spa son maravillosos si son realizados por personal altamente calificado con materiales de calidad", dice él. "Pero practicar hábitos en el hogar una o dos veces al día es crítico en el proceso de reparación de la piel, para que sea consistente y benéfico".

Aprende a hacer muchas cosas a la vez: ahorra tiempo y salva a tu piel

Hazlo tú misma: faciales
Puedes ponerte una máscara facial justo antes de preparar el desayuno de tus hijos. (Marili Forastieri/Lifesize/Getty Images)

Puede que estés pensando que mientras tienes los ingredientes para preparar una máscara facial, no hay manera en que puedas usar tanto tiempo para mimarte. La mejor parte de una máscara facial que puedes hacer tú misma es que puedes hacerla cuando estás realizando las actividades del resto de tu día.

"La mayoría de las personas piensan que necesitan aplicar una máscara una o dos veces a la semana y tomar 20 a 30 minutos para relajarse mientras eso ocurre", dice Kantor. "Pero sólo toma algunos minutos aplicarla y tu piel percibirá los beneficios incluso si no tienes tiempo para recostarte. Puedes aplicar la máscara mientras revisas tu e-mail o preparas el desayuno para tus hijos".

Incluso si tus mañanas son muy agitadas para incluir un minuto para consentirte, puedes encontrar el tiempo para realizarte un tratamiento facial más tarde en el día.

"Trata de hacer tu rutina nocturna de cuidado facial tan pronto como llegues a casa del trabajo o la escuela, siempre y cuando no tengas planeado volver a salir", indica Kantor. "Tan pronto como llegues a casa, deja las bolsas, cámbiate de ropa, lávate la cara y aplícate suero y humectante nocturnos".

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles