Hazlo tu mismo: achicar una blusa

Escrito por jennifer komatsu | Traducido por carolina dellagiovanna
Hazlo tu mismo: achicar una blusa

Achicar una blusa es una modificación relativamente simple, incluso para un principiante.

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Quizás has perdido un poco de peso y no deseas dejar de usar tu blusa favorita. O quizás has encontrado la camisa perfecta en una tienda y la has comprado aunque era un poco grande para ti. Afortunadamente, achicar una blusa es una modificación básica muy fácil de hacer para que te quede perfecta, aun si eres principiante en la costura.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Máquina de coser con una aguja apropiada
  • Hilo que combine
  • Alfileres
  • Rotulador para tela soluble al agua
  • Plancha

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Plancha la blusa de modo que esté lisa y sin arrugas; así será mucho más fácil trabajar con ella.

  2. 2

    Coloca la blusa del revés y póntela.

  3. 3

    Pide a un amigo que te ayude, si es posible. De otro modo, párate frente a un espejo de cuerpo completo. Coloca alfileres a lo largo de las costuras laterales de la blusa para lograr el calce que desees. Intenta colocar la misma cantidad de alfileres de cada lado; podrás ajustar esto luego si decides que deseas achicar la prenda un poco más.

  4. 4

    Quítate la blusa con cuidado y colócala plana sobre una superficie.

  5. 5
    Los alfileres serán tu guía para coser una línea precisa.

    Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

    Observa las líneas sobre las que has colocado alfileres. Usa tu rotulador para tela para hacer una línea de puntos a lo largo de la línea de alfileres. Ajusta las marcas para corregir cualquier torcedura, de modo que quede una curva suave que fluya de forma natural sobre la blusa. Haz esto de ambos lados.

  6. 6

    Compara ambos lados para asegurarte de que se vean simétricos. También puedes doblar la blusa a la mitad y sentir si los alfileres se alinean. Haz cualquier ajuste necesario para que ambos lados estén parejos. Asegúrate de que las líneas del dobladillo inferior estén alineadas en ambos lados.

  7. 7

    Inserta un lado de la blusa en tu máquina de coser. Comienza 1/2 pulgada (1,2 centímetros) sobre la costura original, haciendo un pespunte de algunas puntadas, y luego usa una puntada recta a lo largo de la línea dibujada.

  8. 8

    Cose sobre la línea de puntos, asegurándote de hacer un pespunte de 1/2 pulgada (1,2 cm) en la parte inferior. Repite los pasos 7 y 8 del otro lado de la blusa.

  9. 9

    Si deseas la opción de volver a soltar las costuras más adelante, solo plancha sobre las nuevas costuras y deja el exceso de tela en su sitio. Si se trata de una modificación permanente, corta el exceso de tela dejando un margen de 3/8 pulgada (1 cm).

  10. 10
    Disfruta el nuevo calce de tu blusa.

    Jupiterimages, Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

    Usando una puntada serger o zigzag cose sobre los bordes cortados junto a la nueva costura, para evitar que se deshilachen.

Consejos y advertencias

  • Este método funciona para una blusa básica. Si vas a trabajar con una blusa que tiene muchas pinzas, tablas o adornos, es mejor llevarla a un sastre profesional, especialmente si no eres una costurera confiada.

No dejes de leer...

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media