Hazlo tú mismo: briquetas de carbón

Escrito por david roberts | Traducido por valeria garcia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Hazlo tú mismo: briquetas de carbón
El carbón casero es una alternativa más barata al carbón comercialmente hecho. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Los amantes de la barbacoa tienen sus propias preferencias en lo que respecta al carbón y el gas, butano y propano, así como el ahumado lento versus el rápido, pero la mayoría estará de acuerdo que comprar carbón comercialmente fabricado es caro. Una alternativa más barata consiste en hacer tus propias briquetas de carbón de materiales de desecho que nadie quiere. Se puede utilizar madera, residuos agrícolas tales como el maíz y las hojas o madera de árboles caídos. Es el mismo proceso que se usa en países del tercer mundo donde el carbón fabricado comercialmente no es una opción.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Barril de acero de 50 galones (189 litros)
  • Manguera de jardín
  • 3 ladrillos
  • Cortadores de metal de acero
  • Material seco de ignición
  • Desechos de madera
  • Residuos agrícolas
  • 2 tazas de almidón de maíz
  • 2 tazas de aserrín
  • 1 taza de agua
  • Molde de briquetas (lata de muffins)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Carboniza el material

  1. 1

    Retira la tapa del barril de 50 galones (189 litros) e inspecciona la parte inferior para detectar desechos. El barril debe ser aquel que no ha sido utilizado para transportar o almacenar materiales tóxicos. Los barriles de grado alimenticio para aceite vegetal o de residuos de aceite de alimentos serían los ideales. Si hay suciedad, rocía el interior con una manguera de jardín para limpiarlo y eliminar los desechos.

  2. 2

    Corta un agujero, cerca de 1 1/2 pulgadas (3,8 centímetros) de diámetro, en el centro de la parte inferior del cañón acero usando las tijeras de acero. Corta cinco agujeros más cada pocos centímetros alrededor del borde del barril en un patrón de radios de bicicleta.

  3. 3

    Rellena algún material seco de la ignición en cada uno de los agujeros con el cañón que descansa sobre tu lado. Fija el tubo verticalmente sobre los ladrillos. Esto permitirá el flujo de aire de modo que el fuego pueda quemar.

  4. 4

    Llena el barril con los residuos agrícolas, madera u otro material que sea rico en carbono. El material debe ser aproximadamente el mismo tamaño para que no acabe con una sola pieza totalmente carbonizada y el resto sin quemar. Es mejor preparar todos los residuos agrícolas, toda la madera o todo los demás materiales, ya que cada uno tendrá una cantidad diferente de tiempo que debe quemar para producir carbones carbonizados.

    Carbonizando y moldeando los carbones

  1. 1

    Enciende el material de ingnición de parte inferior y deja que el barril se ahume por casi 5 a 10 minutos. La clave en la fabricación de carbón y no un barril de cenizas es alimentar el fuego de oxígeno antes que el combustible se queme totalmente.

  2. 2

    Cubre la parte superior del barril con la tapa y retira con cuidado los ladrillos debajo de éste. Déjalo arder durante una hora para residuos agrícolas o de 4 a 5 horas para piezas más gruesas de desechos de madera. Retira la tapa y comprueba los carbones. Si el material se parte y rompe fácilmente, ya estás preparado. Si no es así, repite el proceso hasta que esto último suceda fácilmente.

  3. 3

    Machaca el material carbonizado en polvo y agrega la mezcla de las 2 tazas de almidón de maíz, las 2 tazas de aserrín y la taza de agua para cada media libra (0,22 kilogramos) de material carbonizado hasta que el resultado sea un lodo espeso. Esto actuará como aglutinante para mantener el polvo en forma de una briqueta. Las proporciones de la mezcla dependerán de qué tipo de material ha sido carbonizado y puede tomar algo de experimentación para perfeccionar.

  4. 4

    Perfora un pequeño agujero en la parte inferior de cada uno de los recipientes de muffin, estos serán tus moldes. Cucharea un puñado del lodo en los moldes. Pulsa el lodo en el molde o hazlo varias veces con un martillo y una prensa plana y redonda aproximadamente del mismo tamaño que el recipiente de muffin.

  5. 5

    Toca las briquetas de las latas y apártalas para que sequen durante una semana. Ahora estás listo para usar tus briquetas caseras.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles