Hazlo tú mismo: Concreto acabado con gravilla

Escrito por billy mccarley | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Hazlo tú mismo: Concreto acabado con gravilla
Prepara tu mezcla y pon manos a la obra. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

El concreto con acabado de gravilla puede realizarse sin problemas bajo el esquema "hazlo tú mismo" por el propietario de cualquier casa. La mezcla consiste en grava y cemento Portland y el acabado especial se realiza de manera similar al del concreto ordinario de acabado simple. Es posible completar el proyecto final en un par de días. Todo depende del tamaño y el alcance de tus planes.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Hormigonera o revolvedora de concreto
  • Cemento
  • Arena
  • Grava
  • Llana para concreto
  • Allanadora
  • Fratacho para concreto
  • Manguera de agua
  • Carretilla
  • Pala
  • Rastrillo
  • Cepillo de cerdas de dureza media

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Prepara la mezcla de cemento. Hay dos formas de añadir gravilla a tu mezcla de concreto. Puedes encargar el concreto a un proveedor y pedir que la grava grande sea reemplazada con gravilla. También puedes agregar la gravilla al concreto y mezclar todo tú mismo. Si estás preparando la mezcla tú mismo, agrega la mitad de la bolsa de cemento Portland, ocho palas de arena y 3 galones (unos 11 litros) de agua. Mezcla con una azada o con una hormigonera o revolvedora de concreto. Después de que la mezcla esté lista, añade entre 3 y 5 galones (12 y 20 kilogramos aproximadamente) de gravilla fina.

  2. 2

    Vierte la mezcla en el área elegida para tu proyecto y ve rastrillándola hasta que alcance la parte superior de tus moldes de madera. Usa una pala y un rastrillo para distribuir bien la mezcla de concreto. Después de nivelar la mezcla a la altura de los moldes de madera, utiliza la llana para trabajar el concreto hasta que quede liso. Frota el hormigón con movimientos circulares de la llana hasta que que tengas una capa con apariencia de "barro" en la superficie de concreto.

  3. 3

    Trabaja la superficie con un flotador o fratacho para concreto. Esta herramienta se puede alquilar en cualquier tienda de mejoras para el hogar, ferretería o almacén de construcción. Consta de una placa de aluminio de unos 4 pies (1,22 metros) de ancho que va unida a un mango largo. El flotador o fratacho generará una superficie completamente lisa que debe dejarse curar por lo menos durante 20 minutos o hasta que no haya más agua sobre el concreto.

  4. 4

    Rocía la superficie con una manguera y una boquilla de pulverización. Utiliza sólo la presión suficiente para lavar la capa superior de "lodo" de concreto. Haz la prueba en un área no mayor a 12 x12 pulgadas (30 x 30 cm). Si notas que el cemento se desprende demasiado dejando grietas profundas, vuelve a pasar el fratacho o la llana de mano y después intenta al cabo de 10 minutos. Usa un cepillo de cerdas de dureza media para eliminar el brillo de concreto de la superficie de gravilla, pero no frotes demasiado. El propósito de este paso es sólo eliminar la delgada capa de cemento que cubre la superficie de la gravilla.

  5. 5

    "Acaba" la superficie con sellador para concreto después de 72 horas, utilizando un rociador de jardín tipo bomba.

Consejos y advertencias

  • Si el distribuidor no tiene concreto con gravilla, pide cemento solo y añade tú mismo la gravilla.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles