Hazlo tú mismo: horno de ladrillo a gas

Escrito por dennis hartman | Traducido por mariana nonino
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Hazlo tú mismo: horno de ladrillo a gas
La idea de una llama de gas en un horno al aire libre es tomado de una chimenea de interior. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

Preparar una comida al aire libre aumenta el espacio de cocción que tienes disponible para entretener a grandes multitudes y te permite mover el centro de la actividad de la cocina a un lugar al aire libre en los días agradables. Un horno al aire libre que usa gas y está hecha de ladrillos puede hornear casi todos los tipos de alimentos. Este tipo de horno utiliza los ladrillos para absorber el calor de la llama de gas y radiar de vuelta el calor en un compartimento de cocción separado. Con los materiales adecuados y técnicas de construcción, tu horno de ladrillo de gas tendrá una duración de muchos años.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Pala de jardín
  • Cinta métrica
  • Grava
  • Mezcla de hormigón
  • Carretilla
  • Agua
  • Llana
  • Ladrillos refractarios
  • Mezcla de mortero
  • Sierra de albañilería
  • Elementos de una chimenea a gas y tuberías
  • Dos placas de hormigón prefabricadas de 2 pulgadas (5 cm)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Preparación del sitio

  1. 1

    Selecciona la ubicación para tu horno de ladrillo a gas. Cava un hoyo de 2 pies (60 cm) de profundidad, 4 pies (1,2 m) de largo y 4 pies (1,2 m) de ancho para la fundación usando una pala de jardín. Comprueba la profundidad y las dimensiones con una cinta métrica a medida que trabajas.

  2. 2

    Vierte grava u hormigón triturado reciclado en el agujero hasta que sea uniforme y a 4 pulgadas (10 cm) del nivel del suelo.

  3. 3

    Combina el agua y la mezcla de concreto en una carretilla de metal o plástica, removiendo bien con una espátula. Usa la cantidad correcta de agua siguiendo las instrucciones del fabricante para la mezcla de hormigón.

  4. 4

    Vierte el hormigón en los cimientos de grava. Raspa el hormigón que haya quedado en la carretilla con una llana de mano y alisa la superficie del hormigón húmedo con una llana. Espera a que el concreto fragüe durante la noche, o el tiempo que es recomendado por el fabricante.

    Construyendo el horno

  1. 1

    Esquema de las dimensiones básicas de tu horno colocando ladrillos refractarios en un rectángulo en el hormigón endurecido. Un horno de ladrillo de gas debe ser de aproximadamente 3 pies (90 cm) de ancho y 2 pies (60 cm) de profundidad.

  2. 2

    Prepara una mezcla de mortero usando agua y una carretilla, agitando la mezcla con una espátula hasta que tengas una consistencia uniforme. Aplica una cantidad generosa de mortero a la parte inferior de un ladrillo refractario. Presiona firmemente en su lugar.

  3. 3

    Retira el siguiente ladrillo refractario y aplica mortero sobre el lado del primer ladrillo. Añadir mortero a la parte inferior del segundo ladrillo y presiónalo en su lugar para que se una con el ladrillo vecino y la base de hormigón.

  4. 4

    Continúa agregando mortero de los ladrillos hasta que hayas completado la primera fila de ladrillos. Construye sólo tres lados del horno para permitir el acceso a la llama de gas. Corta un cuadrado de 2 pulgadas (5 cm) de la esquina de un bloque con una sierra de albañilería antes de instalarlo para permitir que la línea de gas entre en el horno.

  5. 5

    Añade una segunda fila de bloques con el mismo procedimiento que la primera fila. Escalona los ladrillos en esta fila para que los centros de los ladrillos en la segunda fila se coloquen sobre las juntas entre los ladrillos en el fila por debajo. Corta los ladrillos que forman los extremos de la fila con una sierra de albañilería para que sus bordes se alineen con los ladrillos por debajo de ellos. Mezcla nuevo mortero si tu suministro se agota o comienza a secarse.

  6. 6

    Inserta un elemento de llama para chimeneas de gas en la zona abierta en el interior del horno. Atornilla en su lugar con los tornillos suministrados, conectado directamente a la base de hormigón. Coloca el elemento de la llama para que la línea de gas conectada salga del horno a través del agujero de 2 pulgadas (5 cm) que has creado.

  7. 7

    Aplique el mortero a la parte superior de la segunda fila de los ladrillos refractarios. Coloca una losa de hormigón sólida con una perforación de 2 pulgadas (5 cm) sobre la parte superior de la abertura.

  8. 8

    Construye dos filas adicionales de ladrillos en la parte superior de los bordes de la losa, en torno a los tres mismos lados que forman el compartimiento de calentamiento de abajo. Instala una segunda losa en la parte superior del compartimiento del horno.

Consejos y advertencias

  • El tubo de gas que sale a través de la pared del horno debe estar conectado a un tanque de propano, o directamente a la línea de servicio de gas, antes de poder utilizar el horno.
  • Consulte con tu oficina local de códigos de construcción para determinar los procedimientos permitidos para conectar el gas de tu horno.
  • Utilice sólo ladrillos refractarios, cemento y losas de concreto que estén clasificados para resistir altas temperaturas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles