Hazlo tú mismo: iluminación para fotografía con lámparas de trabajo

Escrito por amelie mueller Google | Traducido por yolanda adriana paulín vázquez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Hazlo tú mismo: iluminación para fotografía con lámparas de trabajo
Los diferentes tipos de bombillas crean distintas temperaturas de color. (George Doyle/Stockbyte/Getty Images)

La iluminación es uno de los elementos más cruciales en la fotografía. Tener luces de estudio puede ser la diferencia entre fotos excelentes y mediocres, pero el costo de la iluminación puede ser muy alto y puede no adecuarse al presupuesto de todos. Una manera de iluminar tu estudio sin tener que hacer una inversión enorme en luces es usar lámparas de trabajo. Pueden ser compradas en casi todas las ferreterías por una fracción del precio de las lámparas para fotografía. En algunos casos, puede que ya tengas estas luces o sepas de alguien que te las puede prestar. Una vez que hayas adquirido las lámparas de trabajo, alístalas con las bombillas adecuadas y difusores para producir el grado más fino de iluminación que puedas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Luz de trabajo de halógeno
  • Banderas de foco
  • Filtros de colores
  • Bombillas de color balanceado ECA
  • Lámpara de plato con abrazadera
  • Luces de tubo fluorescentes
  • Pañuelos desechables
  • Cinta adhesiva

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Haz que la luz de una lámpara de halógeno se difunda con las banderas de foco. Las banderas de foco son pequeñas hojas de metal que se extienden al paso de la luz y te dan más control sobre la dirección en la cuál la luz se dirigirá. Las lámparas de halógeno ofrecen una muy alta potencia, usualmente 500 watts o más por lámpara. A veces, puede ser demasiado y quizás sea necesario difundirlas más. Usa filtros de iluminación básicos para suavizar las luces o añadirles color.

  2. 2

    Remplaza las bombillas calientes de halógeno de tus lámparas de trabajo con bombillas compactas fluorescentes. La caída de una luz de halógeno es la cantidad máxima de calor que despedirán. Cambiar las bombillas calientes con bombillas frías puede ayudar a eliminar un posible riesgo de incendio. En algunos casos esto requiere de modificaciones a tus lámparas. Los planos que te muestran cómo hacer esto se encuentran en línea.

    Hazlo tú mismo: iluminación para fotografía con lámparas de trabajo
    Agrega bombillas fluorescentes y banderas a tus lámparas de trabajo. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)
  3. 3

    Inserta una bombilla de color balanceado ECA en el reflector de la lámpara de plato en lugar de una bombilla regular. Las luces ECA son de tungsteno balanceado, lo cual te dará un color que es más auténtico que el de una bombilla regular. Puedes encontrarlos en línea por un precio similar al de las bombillas regulares.

    Hazlo tú mismo: iluminación para fotografía con lámparas de trabajo
    Usa bombillas de tungsteno balanceado en el plato de tus luces de trabajo. (Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images)
  4. 4

    Desmonta tus luces de tubo fluorescentes del techo y haz que un asistente las sostenga para dirigir mejor la luz a donde se necesite. Ya que las luces generalmente son muy largas, necesitan poca o nada de difusión; sin embargo es posible pegarles un pedazo de pañuelo desechable en el frente para suavizar más el brillo de las luces. Cada vez que difundas la luz de esta manera, vigila de cerca la fuente de luz para encontrar señales de sobrecalentamiento. Si se calienta demasiado, desenchufa la luz inmediatamente para prevenir un incendio.

  5. 5

    Coloca varias luces del mismo estilo y bombilla. Mezclar luces puede crear un color de temperatura disparejo que puede deteriorar la calidad de la fotografía. Incorpora más luz natural, como la luz solar, en la fotografía si no tienes suficientes lámparas de trabajo.

  6. 6

    Conecta una o dos luces de alto voltaje a la vez. Ya que muchas luces de trabajo son de alto voltaje, es fácil que sobrecarguen tus contactos. Entérate de con cuántos watts estás trabajando y cuánto voltaje tu suministro eléctrico es capaz de soportar para prevenir fusibles fundidos.

Consejos y advertencias

  • Verifica tus lámparas de trabajo a menudo para prevenir el sobrecalentamiento y reducir el riesgo de incendio.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles