Hazlo tú mismo: Instalación de baldosa de piedra tipo mosaico veneciano

Escrito por kittie mccoy | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Hazlo tú mismo: Instalación de baldosa de piedra tipo mosaico veneciano
(Pebble B each image by Ray Kasprzak from Fotolia.com)

Al igual que el mosaico veneciano, una baldosa de piedras es una pieza de malla cubierta con piedras de diferentes tamaños y colores. La malla facilita la instalación evitando que tengas que colocar cada piedra de manera individual; lo cual tomaría mucho tiempo. Estas baldosas tienen una forma --y un acabado-- ligeramente irregular, que les permites encajar como piezas de un rompecabezas y cubrir cualquier superficie sin problemas.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Tijeras
  • Pegazulejo
  • Llana dentada
  • Llana de goma para lechada
  • Sellador de azulejo
  • Esponjas
  • Lechada sin arena
  • Cubeta o cubo
  • Agua
  • Cepillo de cerdas duras

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca las baldosas sobre la superficie que quieres forrar. Corta la malla conforme lo creas necesario, de modo que la pieza encaje en una área determinada del espacio. Cuando estés a gusto con la forma en que lucen las baldosas, quítalas de la superficie.

  2. 2

    En un área de aproximadamente 2 pies (60 cm) y utilizando la llana dentada, extiende una capa de 1/4 de pulgada (6 mm) de grosor de pegazulejo listo para usar. Gira la llana y "peina" el pegazulejo con el borde dentado para crear surcos en la mezcla húmeda.

  3. 3

    Coloca las baldosas inmediatamente mientras el pegazulejo está aún bien húmedo. Golpea suavemente sobre las piezas con la llana de goma para asegurar que se adhieran al mortero.

  4. 4

    Rellena los espacios vacíos alrededor de los bordes de las baldosas con piedras individuales que hayas recortado de la malla --puedes utilizar las piezas que se despegaron al manipular la malla--. Presiona en su lugar las piedras que has pegado individualmente mientras el pegazulejo sigue húmedo.

  5. 5

    Cubre toda el área, en secciones de aproximadamente dos pies (60cm), extendiendo el pegazulejo y presionando las baldosas en su lugar. Deja secar toda la noche o sigue las indicaciones del empaque.

  6. 6

    Aplica un sellador para baldosas a la superficie utilizando una esponja limpia y luego deja secar de acuerdo con las instrucciones del producto. Usa sellador para baldosas y mosaicos, y NO sellador para lechada. Estos son dos productos diferentes. El sellador evitará que la lechada se incruste en la piedras facilitándote la limpieza.

  7. 7

    Mezcla la lechada sin arena en un balde con agua siguiendo las instrucciones del paquete. La mezcla debe tener una consistencia de lodo espeso.

  8. 8

    Toma un poco de lechada de la cubeta y aplícala sobre la baldosa. Extiéndela con una llana de goma procurando rellenar bien los espacios entre las piedras. No te preocupes si quedan residuos en la cara de las piedras. Continúa hasta que todas las baldosas hayan sido rellenadas. Deja secar unos 30 minutos.

  9. 9

    Frota las baldosas con un cepillo duro para eliminar el exceso de lechada de la superficie. Trata de evitar que se desprendan trozos enteros de lechada de entre las piedras.

  10. 10

    Limpia la superficie de las baldosas con una esponja húmeda para eliminar cualquier resto de lechada. Aclara la esponja con agua limpia si es necesario.

  11. 11

    Seca cualquier rastro de agua que haya quedado tras limpiar con la esponja y deja que la lechada seque por completo.

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles