Hazlo tú mismo: tracción del cuello

Escrito por alice stuart | Traducido por agustina dowling
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Hazlo tú mismo: tracción del cuello
La tracción puede aliviar el dolor y la rigidez del cuello. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

El dolor y la rigidez muscular en el cuello tienen muchas causas y soluciones. Para muchas personas, la tracción hace maravillas para aliviar el dolor y la rigidez. Al realizar este movimiento, los huesos se estiran o se separan, lo que puede aliviar la presión y la rigidez. Esto es especialmente cierto para las personas que tienen un nervio pellizcado en el cuello. La tracción del cuello se realiza normalmente en la terapia física o en el consultorio de un quiropráctico, pero se puede hacer en casa. Puede ser una herramienta muy útil para lograr un alivio rápido si tienes un dolor crónico.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Toalla
  • Cinta o cordón
  • Puerta con pomo
  • 2 pelotas de tenis
  • Calcetín

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ata la cinta o el cordón a un extremo de la toalla. Haz un bucle con la cinta sobre el pomo de una puerta y átala al otro extremo de la toalla. La toalla ahora debe colgar casi en el piso por debajo de la perilla de la puerta.

  2. 2

    Acuéstate sobre tu espalda y apoya la cabeza en la toalla. La toalla debe estar nivelada con el cuello debajo de las orejas y debes sentir que la toalla levanta tu cuello y lo estira ligeramente. Si no lo hace, ajusta la altura de la toalla en consecuencia.

  3. 3

    Coloca las dos pelotas de tenis dentro del calcetín. Ata el extremo abierto del calcetín con un nudo. Acuéstate boca arriba, con el calcetín de lado, de manera que quede una pelota de tenis a cada lado de la columna vertebral, justo debajo de la cabeza. Las pelotas de tenis deben levantar tu cuello y deberás sentir un estiramiento similar.

Consejos y advertencias

  • Comienza lentamente y con cautela. Trabaja de a poco hasta períodos más largos de tracción.
  • Al igual que con todas las cosas relacionadas con tu espina dorsal, ten cuidado. Consulta a un médico o a un fisioterapeuta antes de comenzar un régimen de tracción en casa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles