Helado casero de manzana

Escrito por anne rose | Traducido por laura guilleron
Helado casero de manzana

Haz un postre helado de manzanas.

Las manzanas y la crema son una combinación atractiva para un helado. Se puede mejorar una receta clásica de natilla para helado con manzanas horneadas hasta quedar suaves. Los agregados de nueces, avena y caramelo son para hacer una tarta de manzana servida en una bola congelada.

Otras personas están leyendo

Manzanas y crema

El helado se hace congelando la natilla. Para hacer la natilla, comienza por mezclar crema o leche, ralladura de limón o vainilla y sal en una cacerola grande. Hierve los ingredientes, quítalos del calor y saca los trozos de ralladura desnatando la leche con una cuchara. Mientras la leche se calienta, bate huevos y azúcar en un recipiente. Añade lentamente la crema caliente a la mezcla de huevos y sigue batiendo continuamente. Si agregas la crema caliente demasiado rápido, cortará los huevos. Vierte nuevamente la mezcla de leche, huevo y azúcar dentro de la cacerola y remueve constantemente a baja temperatura. La natilla debería ponerse espesa con lentitud, en unos 10 minutos. Ten la precaución de no calentarla demasiado rápido o hervirla porque quemarás la leche y cortarás los huevos. Una vez que la natilla esté espesa, viértela a través de un colador en un recipiente de metal y déjala enfriar tapada por aproximadamente 2 horas. Se le puede añadir vaina de vainilla a la leche o a la crema antes de hervirlas para que se impregne más el sabor a vainilla. Debe sacarse la vaina junto con la cáscara antes de mezclarse la leche con los huevos y el azúcar. Prepara las manzanas con la natilla fría. Corta cuatro manzanas por la mitad y luego en trozos finos. Colócalas en una fuente de horno en una sola capa. Espolvoréalas con azúcar negra, canela y salpícalas con mantequilla o agrega un palito de canela entero. Hornéalas hasta que estén suaves y tengan un color marrón dorado. Espolvorea las manzanas con azúcar y mantequilla cada tanto. Las manzanas se cocinarán en 50 o 60 minutos. Quítalas una vez que estén suaves y deja que se enfríen durante una hora. Las manzana deberían estar a temperatura ambiente antes de mezclarlas con la natilla. Pon la natilla en la máquina para hacer helados y comienza a batirla para que se suavice y se enfríe. Quítales el palito de canela a las manzanas cocinadas. Mezcla en la máquina las manzanas y los preparados líquidos junto con la natilla casi congelada. Se pueden añadir varios ingredientes mientras se bate todo, incluso caramelo, nueces, trocitos de galletitas de avena y de masa de hojaldre. Si el helado de manzana no toma la consistencia dura que deseas, puede que necesites enfriarlo un poco más en un congelador comercial. El helado casero se puede guardar tapado en el congelador.

Máquinas para hacer helado

El helado se hace espolvoreando la natilla y los saborizantes o agregados que quieras en la lata de una máquina de helados. Durante el proceso de enfriar la natilla para que adquiera una consistencia de suave a dura, ésta se bate con una manivela manual o un motor eléctrico. El batido rompe los cristales de hielo y airea el helado, dejando una textura suave. Las máquinas de helado enfrían la mezcla de natilla reduciendo su temperatura de forma eléctrica o con una mezcla de sal y hielo. El helado está listo para comerse apenas sale de la máquina o se puede congelar en un congelador comercial para que obtenga una textura más firme. Para mejores resultados sigue las indicaciones del fabricante de la máquina de helados.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media